La Historia de la Humanidad
es la historia de la estupidez Humana.

17 de mayo de 2008

Barrer y Trapear (1° Parte)

Todos los programas actuales de televisión son, en su mayoría, "todo el tiempo lo mismo". Sobre todo la programación de nuestros vecinos del norte que se autodenominan "Americanos". Donde una buena parte de los "shows" son de: Abogados, doctores, policías (y sus variantes paramédicos, investigadores privados, y cualquier forma de funcionario público a excepción de los contadores públicos... con buena razón de ser así), adolescentes (de 26 años), "reality shows", de personajes sobrenaturales o ficción (superheroes, vampiros, monstruos, etc). En cambio, en este lado del continente americano, donde no se habla inglés, se recurre básicamente a los mismos artilugios de los gringos, a excepción, de que aquel género que surge como producto del desarrollo endógeno latinoamericano: las telenovelas (o culebrones, como dicen los españoles). Así que, en un momento de lucha contra los poderes contra el imperialismo yankee y las oligarquías latinoamericanas, me he inventado mi propia historia para la TV: "Barrer y trapear" ("sweep and mop", en inglés). Escrito en forma de cuento ya que en guión no me gusta... =)


"Barrer y Trapear"

Ya entraba la noche, cuando Oscar hacía su aparición en el cuarto de limpieza. ¡Otro día más, otro trabajo más! Le tocaba aquel día el turno de la noche en aquel edificio de oficinas.
- Mi mamá me decía que yo podía hacer todo lo que yo quisiera -se dijo Oscar a sí mismo-, pero no me dijo que también tenía que hacer cosas que no quiero hacer...
- ¡Dímelo a mí! -Interrumpe una voz-, mi esposa me acaba de decir que vamos a pasar el fin de semana con la cosa esa que cariñosamente llama "madre"...


Oscar se voltea riéndose de aquella sentencia y observa con agrado a aquel hombre interruptor de monólogos.
- ¡Oye es "El Che"! ¿Cómo estás mi buen amigo?- Le exclama Oscar.
El verdadero nombre de este nuevo personaje es Ernesto Guevara... La gente carece de imaginación cuando se trata de sobrenombres. El hombre ni siquiera es Argentino, es Boliviano. ¡Y que el Che haya muerto en Bolivia no tiene ninguna relación!
- ¿Estás listo para otra noche de limpieza? -termina de sentenciar Oscar
- ¿Acaso tengo opción? -replica sarcásticamente el Che.

Estaban en el edificio de alguna importante empresa. Era un edificio bastante alto y con mucha pinta de elegancia, cosa característica de los edificios de grandes ejecutivos. En el lobby del edificio se estaba haciendo una celebración, era el día de navidad aquella noche.

Mientras Oscar y Che se dedican a limpiar desde el último piso hasta abajo, dos camiones negros, de esos parecidos a los de los bancos, aparecen frente al edificio. Salen de ellos unos hombres vestidos de negro de pies a cabeza, y armados hasta los dientes.

Ya dentro del edificio, en la fiesta, un hombre gordo y calvo, asumo yo que era un ejecutivo, interrumpía la velada haciendo sonar su copa de vino.
- ¡Escuchen todos! -dijo el hombre- ¡Quisiera hacer un brindis!: Como todos ustedes saben, esto no hubiese sido posible sino gracias a todos ustedes. Por eso, quiero agradecer a la Academia, a mi mamá, a mi papá, mi esposa y mis hijos, y sobretodo a todos mis fans que están allá afuera, sino fuera por ellos yo no estaría aquí!! -finaliza con exaltación.
Logró conseguir algunas risas con su irrelevante comentario, su intención desde un principio.
- Bien, ahora que sostengo su atención -retoma nuevamente su discurso-, quiero desearles a todos una feliz navidad y un ....
- ¡FELIZ SECUESTRO PARA TODOS! -interrumpe uno de los hombres de negro que acaba de entrar al edificio, para después terminar disparando contra el techo, rompiendo unas luces durante el proceso-, ¡Para abajo todos!... Sean todos ustedes bienvenidos a mi secuestro navideño... -termino de finalizar el hombre con un cierto acento francés.
Irrumpe un momento de pánico entre los invitados de la fiesta, pero que se disipa muy pronto al ver a todos demás hombres armados que habían recién entrado.

Arriba, en el vigésimo segundo piso, Oscar y el Che tenían una conversación.
- ¡Ché mirá la hja del jefe, está re-buena!- exclama El Che levantando una foto de la oficina del jefe supremo con cierto extraño acento argentino...
- Esa no es la hija, es la esposa...
Ambos miran detenidamente la foto, giran la cabeza un poco a la izquierda y piensan al unísono: «Desgraciado...»
¿Explicame que hay con ese acento argentino que hicistes hace un rato???.... -replica Oscar con una mezcla de confusión y gracia a la vez.
- A veces me adentro mucho en el personaje... ¡Oye quieres ver mi pose del Che Guevara! -Se quita la gorra que tenía en su cabeza, agarra la mopa que tenía entre sus trastes de limpieza, se la coloca en la cabeza y la cubre nuevamente con su gorra- ¡Ahora sí, mira mi pose del Che!

- Jajaja -Oscar se rie fuertemente-, pero si es que te ves igualito a él... ¿Estás seguro de que no eres el hijo perdido del Che?
- De vez en cuando me dan ganas de esconderme en la sierra maestra, pero ¡Jaja! Estoy seguro de que no lo soy... sino ya me hubiese matado el imperialismo yankee o convertido en el Dios cubano de la revolución...
- Jeje, "El Dios Cubano de la Revolución" -repite Oscar con una sonrisa en la cara-... "El Cheuz": el hacedor del socialismo... jaja...
Y mientras Oscar se reía, se recuesta sin querer en un busto que adornaba la habitación. Una serie de pantallas aparecieron desde el techo, mostrando diversas imágenes.
- Debe ser el sistema de vigilancia del edificio... -dice Oscar.
- ¡Mira en esta hay pornografía gratis! -señala el Che con emoción.
- Ehh... oh... es verdad...
Ambos miran detenidamente la pantalla, giran la cabeza un poco a la izquierda y piensan al unísono: «Desgraciado...»

Oscar pierde la concentración un momento y nota algo extraño en otra pantalla. En la recepción estaba pasando algo raro. Unos locos habían irrumpido la celebración a punta de pistola. Desde otra pantalla que mostraba los alrededores del edificio, se podían divisar varias patrullas policiales que recién arribaban para atender la situación.

========== PUBLICIDAD ===========

===== FIN DE LA PUBLICIDAD =======

Oscar y Che podían ver a través de las cámaras que los secuestradores tomaron a una pareja, y los separaron, aunque no podían escuchar nada. A la mujer la amenazaron, por lo que el hombre se vio obligado a aceptar a los designios de sus secuestradores. Se lo llevaron afuera con un parlante entre sus manos. Sólo tenía que sostener el parlante por encima de su cabeza, para que la policía escuchara sus demandas, y su pareja y él serían dejados en paz por los momentos.
- ¡Esta cochinada no tiene sonido!- Dice el Che mientras pisa todos los botones que encuentra-. ¡Sí, aquí lo encontré! Ahora podremos escuchar todo lo que dicen.
- ¡Estúpidos policías! Les deseo a todos una feliz navidad... -dijo la voz que provenía del parlante con acento francés-, somos el grupo francés Organisation de l'Armée Secrète, o la Organización del Ejército Secreto...
Oscar interrumpe afirmando que ese grupo es una organización terrorista francesa de los años sesenta, de tendencia nacionalista y de extrema derecha, y que principalmente se opuso a la independencia de Argelia, antigua colonia francesa, durante aquella década.
- ¡Pero ese es un grupo ya practicamente desaparecido! -dice Oscar- ¡Que carajo pueden querer ellos aquí??!
- ...tenemos una serie demandas -continua hablando la voz del parlante- que queremos hacer a toda la comunidad internacional:
1) Queremos que Nicolás Sarkozy, presidente de Francia, deje de ser tan respetuoso (como siempre la ha sido), con la gente humilde del país. ¡Que no los insulte, que los mande a matar!
2) Pedimos a los Estados Unidos que detenga lo más urgentemente posible la creciente reproducción de la familia de Britney Spears, cuyo aumento excesivo de sus capacidades reproductivas nos hace concluir las intenciones de dominación mundial de la susodicha familia, y no podemos, se los repito, no podemos dejar que dicha amenaza a nuestra seguridad ande tan felizmente entre nosotros...
3) Queremos 8 pizzas margaritas, 10 perros calientes, 18 refrescos, 20 papitas fritas.... ehh... ¡Que es esto!... OK... ¿Quien fue el gracioso que colocó comida en la lista de peticiones?... Yo también tengo hambre, pero esto es algo serio... por el amor a dios. (Estoy rodeado de idiotas).
4) Queremos a su vez pedir la liberación de Ingrid Betancourt, que se encuentra ahora mismo en manos de las FARC en Colombia.

Oscar y Che se miran muy extrañados el uno al otro. Oscar pregunta con cierta confusión:
- ¿Esta gente quiere lograr la liberación de una persona mediante el secuestro???? ¿Eso siquiera tiene sentido??
- Y quien dice que tiene que tener sentido... -le replica sabiamente el che.
- ¿Pero por qué cedería las FARC ante esta amenaza tan irrelevante para ellos?
- ¡Excelente pregunta!- responde Che.
Che empieza a revisar el tablero de vigilancia en busca de un micrófono.
- ¡Aquí hay un micrófono! Y estoy seguro de que si sigo buscando encontraré un microondas... Ahora déjame preguntarles: ¡OIGAN FRANCHECHUTOS! -la voz retumba en todo el edificio-, ¡PERDIERON EL MUNDIAL DE ALEMANIA, JAJAJA!.... Ahora sí, mi amigo y yo queríamos preguntarles algo: ¿Por qué creen que a las FARC les importaría una mierda lo que pasa aquí?
- ¡Eres idiota!- grita Oscar- Ahora saben que nosotros estamos aquí.
- Porque nosotros tenemos algo importante para las FARC... -responde el francés buscando cámaras en el techo-, entre nuestros secuestrados se encuentra el hijo perdido del Che.

FIN DE LA PRIMERA PARTE

14 de mayo de 2008

La Antigua democracia Griega

Cómo he estado muy ocupado últimamente, no he podido escribir nada (¡Por qué Dios! ¡Por qué!!). Así que monto por aquí un trabajo que hice para la universidad... ¿Para qué?... Porque se me suelen perder las cosas incluso en mi propia computadora (jeje), y en cambio, es prácticamente imposible que la dirección de este bello blog llamado... ehhh... ¿Cómo era que se llamaba esta cochinada... ¡Ah ya! Socialdemencia, se me olvide. Y así además de tener guardado el texto, pudiera servirle a cualquier persona que no le guste investigar y su pasatiempo predilecto sea el de "copiar y pegar" ("No quiero trabajos de copiar y pegar", frase predilecta de cualquier profesor, y que de todos modos nadie hace caso...) al momento de hacer supuestas "investigaciones".

El trabajo va sobre las instituciones e ideas que precedieron a Platón en la Antigua Grecia, y sobretodo en Atenas. Allí les va:


Razonabilidad Social de las ideas de Platón

Las ciudades griegas de la antigüedad eran pequeñas en territorio y población, en comparación con las ciudades modernas. Se supone que las ciudades antiguas estaban constituidas por aproximadamente 300.000 habitantes.

Estas ciudades griegas se dividían principalmente en 3 clases: los esclavos, los metecos o extranjeros residentes, y por último, el cuerpo de ciudadanos.
La esclavitud era una institución universal en el mundo antiguo, se cree que una tercera parte de los habitantes de Atenas eran esclavos. Los cuales no poseían ningún derecho político dentro de la ciudad-estado.

El segundo grupo más importante dentro de la ciudad-estado, eran los extranjeros o metecos. Estos eran extranjeros que hacían su residencia dentro las ciudades griegas, no está de más mencionar, que la palabra “Metecos”, significa “Aquel que ha cambiado de residencia” . Al igual que los esclavos, los metecos no formaban parte de la vida política de la ciudad, pero eran “libres” y no existía discriminación social para con ellos.

El cuerpo de ciudadanos, el grupo más importante dentro de las polis griegas, eran los que tenían el derecho de tomar parte en la vida política de la ciudad. El cual era un privilegio que se obtenía por nacimiento. Las mujeres no tenían el derecho a tomar parte en los asuntos políticos.

Para resolver los asuntos políticos, los griegos se organizaban en distintas instituciones. Todo el cuerpo de ciudadanos varones constituía la Asamblea o Ecclesia, en la cual podían asistir todos ciudadanos que alcanzaran la edad de 20 años. Este se reunía regularmente 10 veces al año, y en ocasiones, también en períodos extraordinarios si las convocaba el Consejo. Las acciones de la asamblea correspondían a la aprobación de leyes y proyectos. Por lo general, las cuestiones importantes, como las declaraciones de guerra, conclusiones de paz, alianzas, eran aprobadas por la Asamblea. Sin embargo, la asamblea no formulaba las políticas de la ciudad.

Con el fin de ejercer un gobierno local, los atenienses se dividían en unos Cien demos o parroquias. La pertenencia a estos era hereditaria, es decir, aún cuando un ateniense se traslade a otra demos, seguía siendo miembro del mismo demos, pero no del demos donde se encuentra más recientemente. Su principal función era la de presentar candidatos para los diversos cuerpos del gobierno central. Estos elegían sus candidatos en proporción al tamaño de la demos, y la suerte designaba a aquellos que debían ocupar los cargos.

Un importante cuerpo de la ciudad-estado griega, eran los 10 generales. Estos no eran escogidos por sorteos, sino por elecciones directas y con la capacidad de ser reelegidos. Estos, tenían una importante influencia en las decisiones de otros órganos importantes de la ciudad ateniense, el Consejo y la Asamblea. Su función era más o menos parecida a la de un “primer ministro” en los gobiernos parlamentarios de nuestra edad contemporánea.

Sin embargo, los principales cuerpos del poder ateniense eran el Consejo de los Quinientos y los Tribunales.

El Consejo era una institución muy regular en todas las formas de las ciudades-estado griegas, y su principal función era la de funcionar cómo un comité ejecutivo y directivo de la Asamblea. Aunque posteriormente, se limitaron sus capacidades a la simple formulación de leyes y otros diversos proyectos, los cuales necesitaban ser aprobados por la Asamblea. Y esta podía modificarlas o rechazarlas según la forma que considerara justa.

En el caso de los Tribunales, tenían el mismo deber que cualquier otro tribunal moderno, la de expresarse sobre las decisiones judiciales en los casos particulares, tanto civiles como criminales. Los miembros de los Tribunales eran nombrados por los demos, donde de una lista de 6.000 ciudadanos, se sorteaban los cargos. El tribunal podía estar constituido por entre 201 miembros a 501 miembros. Los miembros a su vez, tenían la doble tarea de servir como jurados y como jueces. Las parte litigantes estaban obligadas a defender personalmente sus posiciones. Después de las defensas, se consideraba la cuestión de culpabilidad, y de ser cierta, se decidía la pena que debía imponerse.

Pero además de encargarse de la materia judicial, los tribunales también podían ejercer el control sobre los funcionarios y magistrados de la ciudad-estado, desde calificar sus aptitudes para el cargo, hasta realizar una revisión de cuentas del funcionario de manera anual o por una auditoria especial.

Razonamiento Teórico de las ideas de Platón

Los griegos del Siglo V a.C., debieron haberse visto obligados a estar inmersos en discusiones políticas, debido a la diversidad de ideas del “cómo” debía organizarse el Estado. El mejor ejemplo de aquél contraste de ideas eran las ciudades-estado de Atenas y Esparta, así como también las del resto de las civilizaciones y sus formas de gobierno, a las cuales consideraban “Bárbaras”. Todo esto llevaba a los griegos a sentir curiosidad e interés sobre las diversas formas políticas, instituciones, leyes que existían en el mundo. Cosa que los llevó a realizar lo que hoy se denominaría “gobierno comparado”.

Ante este problema, ya se empiezan a notar las bondades y defectos de los diversos sistemas de gobiernos. “El Monarca tiende a degenerar en Tirano, en tanto que la democracia hace a todos los hombres iguales ante la ley. Pero la democracia se convierte con facilidad en el gobierno del populacho y es, desde luego, preferible a ella el gobierno de los mejores. Y nada puede ser mejor que el gobierno del mejor hombre”.

También esta fue una época que propició la filosofía natural, donde “los detalles o los acontecimientos y objetos particulares que constituían el mundo físico debían explicarse sobre la hipótesis de que eran variaciones o modificaciones de una sustancia subyacente que en esencia permanecía siendo siempre la misma ”. Lo cual llevó a pensar en ciertos cuestionamientos, por ejemplo, si dentro del mundo de la física, sus propiedades y leyes son inmutables o eternas, “¿Por qué los diversos pueblos han adoptado formas de organización políticas tan diferentes? Si alguna fuere verdaderamente natural y una “ley eterna”, ¿no deberían dichos pueblos tener las mismas formas –o al menos parecidas- de organización?”. Llevando a concluir que las diversas formas de gobierno son el producto las costumbres y las convenciones sociales de aquella época, y no como algo natural.

Esta discusión entre lo natural y lo convencional, logró convertirse en una fórmula para desafiar el “status quo” de la época. Como una manera de criticar todos los abusos de la época producidas por las costumbres. Pensamiento que no se ha disipado hasta nuestros tiempos.

Los sofistas sostuvieron la opinión que no existía ninguna diferencia entre un “esclavo” y un “noble”, o entre un ciudadano griego y un “bárbaro”. Se le atribuye al orador Alcidamas haber dicho: “Dios hizo a todos los hombre libres; la naturaleza no ha hecho esclavo a ningún hombre”.

Antifón consideraba que las leyes eran algo ciertamente convencional, pero que sin embargo, la manera más ventajosa de vivir era mediante el respeto de las leyes. En ese caso, era mucho más conveniente para los individuos desarrollar una especie de contrato social, donde los hombres acuerdan no dañarse mutuamente para que no les dañen sus semejantes.

Sin embargo, a diferencia de los sofistas, Sócrates llevó sus ideas a la tradición racional de la antigua filosofía física. Sócrates afirmaba que la “Virtud es conocimiento”, y que como tal, puede aprenderse y enseñarse; así como también se basaba en la búsqueda de definiciones universales y precisas. En este caso, si se lograban definir los conceptos éticos (el gran interés de Sócrates), era posible su aplicación científica a casos específicos, lo cual puede usarse para producir y mantener una sociedad más justa, responsable y eficiente.

No se conoce mucho sobre las conclusiones políticas de Sócrates, ya que no dejó ningún escrito propio sobre su filosofía. Se considera que pudo haber sido un crítico muy severo de la democracia, ya que –según la República de Platón- era contrario a la idea de “Justicia”, donde los hombres hábiles se dedican a lo que mejor saben hacer, y no a lo que no hacen bien o simplemente no saben hacer. Por ejemplo, un hombre que tiene la habilidad de hacer zapatos, debería dedicarse mejor a ello, que a otra cosa sobre la que no tiene ningún conocimiento. Y de la misma manera debe ocurrir con la política.

1 de mayo de 2008

Dia del Trabajador: Revuelta de Haymarket

Aquí en vivo y en directo desde este blog, les traigo la historia de aquel día (gracias a la wikipedia).

REVUELTA DE HAYMARKET

La revuelta de Haymarket o incidente de Haymarket fue un hecho histórico que tuvo lugar en Haymarket Square (Chicago, Estados Unidos) el 4 de mayo de 1886 y que fue el punto álgido de una serie de protestas que desde el 1 de mayo se habían producido en respaldo a los obreros en huelga, para reivindicar la jornada laboral de ocho horas. Durante una manifestación pacífica una persona desconocida lanzó una bomba a la policía que intentaba disolver el acto de forma violenta. Esto desembocó en un juicio, años después calificado de ilegítimo y deliberadamente malintencionado, hacia ocho trabajadores anarquistas, donde cinco de ellos fueron condenados a muerte (uno de ellos se suicidó antes de ser ejecutado) y tres fueron recluídos.

Posteriormente este hecho dió lugar a la conmemoración del 1 de mayo, originalmente por parte del movimiento obrero, y actualmente considerado en la gran mayoría de los países democráticos (exceptuando los Estados Unidos, el Reino Unido y el Principado de Andorra), el Día internacional de los trabajadores.


CONTEXTO

Los hechos que dieron lugar a esta revuelta están contextualizados en los albores de la revolución industrial en los Estados Unidos. A fines del siglo XIX Chicago era la segunda ciudad de EE.UU. Del oeste y del sudeste llegaban cada año por ferrocarril miles de ganaderos desocupados, creando las primeras villas humildes que albergarían a cientos de miles de trabajadores. Además, estos centros urbanos acogieron a emigrantes venidos de todo el mundo a lo largo del siglo XIX.

LOS HECHOS

La convocatoria de huelga

La Noble Orden de los Caballeros del Trabajo (la principal organización de trabajadores en EE.UU.) remitió una circular a todas las organizaciones adheridas donde manifestaba: "Ningún trabajador adherido a esta central debe hacer huelga el 1° de mayo ya que no hemos dado ninguna orden al respecto". Este comunicado fue rechazado de plano por todos los trabajadores de EE.UU. y Canadá, quienes repudiaron a los dirigentes de la Noble Orden por traidores al movimiento obrero.

En la prensa del día anterior a la huelga, el 29 de abril de 1886, se podía leer: "Además de las ocho horas, los trabajadores van a exigir todo lo que puedan sugerir los más locos anarco-socialistas". El New York Times decía:
Las huelgas para obligar al cumplimiento de las ocho horas pueden hacer mucho para paralizar nuestra industria, disminuir el comercio y frenar la renaciente prosperidad de nuestra nación, pero no lograrán su objetivo.
El Filadelfia Telegram decía:
El elemento laboral ha sido picado por una especie de tarántula universal y se ha vuelto loco de remate: piensa precisamente en estos momentos en iniciar una huelga por el logro del sistema de ocho horas.
El Indianápolis Journal decía:
Los desfiles callejeros, las banderas rojas, las fogosas arengas de truhanes y demagogos que viven de los impuestos de hombres honestos pero engañados, las huelgas y amenazas de violencia, señalan la iniciación del movimiento.
1 de mayo, inicio de la huelga

El 1 de mayo de 1886, 200.000 trabajadores iniciaron la huelga, mientras que otros 200.000 obtenían esa conquista con la simple amenaza de paro.

En Chicago donde las condiciones de los trabajadores eran mucho peor que en otras ciudades del país las movilizaciones siguieron los días 2 y 3 de mayo. La única fábrica que trabajaba era la fábrica de maquinaria agrícola McCormik que estaba en huelga desde el 16 de febrero porque querían descontar a los obreros una cantidad para la construcción de una iglesia. La producción se mantenía a base de esquiroles. El día 2 la polícia había disuelto violentamente una manifestación de más de 50.000 personas y el día 3 se celebraba una concentración en frente sus puertas, cuando estaba en la tribuna el anarquista August Spies sonó la sirena de salida de un turno de rompehuelgas. Los concentrados se lanzaron sobre los scabs (amarillos) comenzando una pelea campal. Una compañía de policías, sin aviso alguno, procedió a disparar a quemarropa sobre la gente produciendo seis muertos y varias decenas de heridos.

Adolph Fischer, redactor del periódico Arbeiter Zeitung, corrió hacia la imprenta del periódico para imprimir 25.000 octavillas (hecho que luego se utilizaría como principal prueba acusatoria en el juicio que lo llevó a la horca). Las mismas proclamaban:

Trabajadores: la guerra de clases ha comenzado. Ayer, frente a la fábrica McCormik, se fusiló a los obreros. ¡Su sangre pide venganza!
¿Quién podrá dudar ya que los chacales que nos gobiernan están ávidos de sangre trabajadora? Pero los trabajadores no son un rebaño de carneros. ¡Al terror blanco respondamos con el terror rojo! Es preferible la muerte que la miseria.
Si se fusila a los trabajadores, respondamos de tal manera que los amos lo recuerden por mucho tiempo.
Es la necesidad lo que nos hace gritar: ¡A las armas!.
Ayer, las mujeres y los hijos de los pobres lloraban a sus maridos y a sus padres fusilados, en tanto que en los palacios de los ricos se llenaban vasos de vino costosos y se bebía a la salud de los bandidos del orden...
¡Secad vuestras lágrimas, los que sufrís!
¡Tened coraje, esclavos! ¡Levantaos!.

La proclama terminaba convocando un acto de protesta para el día siguiente, el 4 de mayo, a las cuatro de la tarde, en Haymarket Square. Se consiguió un permiso del alcalde Harrison para hacer un acto a las 19.30.

4 de mayo, día de la revuelta

El 4 de mayo a las 21.30 el alcalde, quien estuvo presente en en el acto de Haymarket Square para garantizar la seguridad de los obreros, dio por terminado éste. Pero el mismo siguió con gran parte de la concurrencia (más de 20.000 personas). El inspector de la policía John Bonfield consideró que habiendo terminado el acto no debía permitir que los obreros siguieran en ese lugar, y junto a 180 policías uniformados avanzó hacia el parque y empezó a reprimirlos. De repente estalló entre los policías un artefacto explosivo que mató a un oficial de nombre Degan y produjo heridas en otros. La policía abrió fuego sobre la multitud, matando e hiriendo a un número desconocido de obreros. Se declaró el estado de sitio y el toque de queda, y en los días siguientes se detuvo a centenares de obreros, los cuales fueron golpeados y torturados, acusados del asesinato del policía. Se realizaron cantidad de allanamientos y se fabricaron descubrimientos de arsenales de armas, municiones, escondites secretos y hasta "un molde para fabricar torpedos navales".

La campaña de prensa

La prensa en general se plegó a la represión y realizó una campaña apoyando y animando la misma con columnas como esta:

Qué mejores sospechosos que la plana mayor de los anarquistas. ¡A la horca los brutos asesinos, rufianes rojos comunistas, monstruos sanguinarios, fabricantes de bombas, gentuza que no son otra cosa que el rezago de Europa que buscó nuestras costas para abusar de nuestra hospitalidad y desafiar a la autoridad de nuestra nación, y que en todos estos años no han hecho otra cosa que proclamar doctrinas sediciosas y peligrosas!.

La prensa reclamaba un juicio sumario por parte de la Corte Suprema, y responsabilizando a ocho anarquistas y a todas las figuras prominentes del movimiento obrero. Se continuó con la detención de cientos de trabajadores en calidad de sospechosos.

El juicio

El 21 de junio de 1886, se inició la causa contra 31 responsables, siendo luego reducido el número a 8. Pese a que el juicio fue en todo momento una farsa y se realizó sin respetar norma procesal alguna, la prensa amarilla sostenía la culpabilidad de todos los acusados, y la necesidad de ahorcar a los extranjeros. Aunque nada pudo probarse en su contra, los ocho de Chicago fueron declarados culpables, acusados de ser enemigos de la sociedad y el orden establecido. Tres de ellos fueron condenados a prisión y cinco a la horca.

En la actualidad se considera que su juicio estuvo motivado por razones políticas y no por razones jurídicas, es decir, se juzgó su orientación política libertaria y su condición de obreros rebeldes, más no el incidente en sí mismo.

Las condenas

Prisión:
* Samuel Fielden (inglés, 39 años, pastor metodista y obrero textil, condenado a cadena perpetua).
* Oscar Neebe (estadounidense, 36 años, vendedor, condenado a quince años de trabajos forzados).
* Michael Swabb (alemán, 33 años, tipógrafo, condenado a cadena perpetua):

"Hablaré poco, y seguramente no despegaría los labios si mi silencio no pudiera interpretarse como un cobarde asentimiento a la comedia que se acaba de desarrollar. Lo que aquí se ha procesado es la anarquía, y la anarquía es una doctrina hostil opuesta a la fuerza bruta, al sistema de producción criminal y a la distribución injusta de la riqueza. Ustedes y sólo ustedes son los agitadores y los conspiradores". (Michael Swabb).

Muerte en la horca

El 11 de noviembre de 1887 se consumó la ejecución de:

* Georg Engel (alemán, 50 años, tipógrafo).
* Adolf Fischer (alemán, 30 años, periodista):

"Solamente tengo que protestar contra la pena de muerte que me imponen porque no he cometido crimen alguno... pero si he de ser ahorcado por profesar mis ideas anarquistas, por mi amor a la libertad, a la igualdad y a la fraternidad, entonces no tengo inconveniente. Lo digo bien alto: dispongan de mi vida". (Adolf Fischer)

* Albert Parsons (estadounidense, 39 años, periodista, esposo de la mexicana Lucy González Parsons aunque se probó que no estuvo presente en el lugar, se entregó para estar con sus compañeros y fue juzgado igualmente):

"El principio fundamental de la anarquía es la abolición del salario y la sustitución del actual sistema industrial y autoritario por un sistema de libre cooperación universal, el único que puede resolver el conflicto que se prepara. La sociedad actual sólo vive por medio de la represión, y nosotros hemos aconsejado una revolución social de los trabajadores contra este sistema de fuerza. Si voy a ser ahorcado por mis ideas anarquistas, está bien: mátenme". (Albert Parsons)

* Hessois Auguste Spies (alemán, 31 años, periodista):

"Honorable juez, mi defensa es su propia acusación, mis pretendidos crímenes son su historia. [...] Puede sentenciarme, pero al menos que se sepa que en el estado de Illinois ocho hombres fueron sentenciados por no perder la fe en el último triunfo de la libertad y la justicia". (Hessois Auguste Spies)

* Louis Linng (alemán, 22 años, carpintero) para no ser ejecutado se suicidó en su propia celda:

"No, no es por un crimen por lo que nos condenan a muerte, es por lo que aquí se ha dicho en todos los tonos: nos condenan a muerte por la anarquía, y puesto que se nos condena por nuestros principios, yo grito bien fuerte: ¡soy anarquista! Los desprecio, desprecio su orden, sus leyes, su fuerza, su autoridad. ¡Ahórquenme!". (Louis Linng)

Relato de la ejecución por José Martí, corresponsal en Chicago del periódico La Nación de Buenos Aires:

"...salen de sus celdas. Se dan la mano, sonríen. Les leen la sentencia, les sujetan las manos por la espalda con esposas, les ciñen los brazos al cuerpo con una faja de cuero y les ponen una mortaja blanca como la túnica de los catecúmenos cristianos. Abajo está la concurrencia, sentada en hilera de sillas delante del cadalso como en un teatro... Firmeza en el rostro de Fischer, plegaria en el de Spies, orgullo en el del Parsons, Engel hace un chiste a propósito de su capucha, Spies grita: "la voz que vais a sofocar será más poderosa en el futuro que cuantas palabras pudiera yo decir ahora». Les bajan las capuchas, luego una seña, un ruido, la trampa cede, los cuatro cuerpos caen y se balancean en una danza espantable...". (José Martí)

El crimen de Chicago costó la vida de muchos trabajadores y dirigentes sindicales; no existe un número exacto, pero fueron miles los despedidos, detenidos, procesados, heridos de bala o torturados. La mayoría eran inmigrantes: italianos, españoles, alemanes, rusos, irlandeses, judíos, polacos y eslavos.

Consecución de la jornada laboral de ocho horas

A finales de mayo de 1886 varios sectores patronales accedieron a otorgar la jornada de ocho horas a varios centenares de miles de obreros. El éxito fue tal, que la Federación de Gremios y Uniones Organizadas expresó su júbilo con estas palabras: "Jamás en la historia de este país ha habido un levantamiento tan general entre las masas industriales. El deseo de una disminución de la jornada de trabajo ha impulsado a millones de trabajadores a afiliarse a las organizaciones existentes, cuando hasta ahora habían permanecido indiferentes a la agitación sindical".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...