La Historia de la Humanidad
es la historia de la estupidez Humana.

29 de octubre de 2011

DemenciaNews: Sifrinas de Venezuela se "indignan"

DemenciaNews: Noticias reales como si fueran de mentira... ¿O es al revés?


Caracas, Venezuela. A pesar de que esta imagen parece una foto trucada de las fanáticas de Justin Bieber, estas chicas venezolanas han salido a las calles a demostrar su descontento con todo lo que ocurre en el país. Son llamadas "Las indignadas" de Venezuela, imitando la conocida experiencia de "Los indignados" que se inició en España y se esparció por varios países del mundo.

Reunidas en las adyacencias Centro Comercial Sambil de Caracas, sorprenden a todos los analistas que no sólo argumentaban que en Venezuela no existe un movimientos de "indignados", sino que no se esperaban a este grupo social.

"Ay chamo, osea... tu sabes que lo que ocurre en este país es full feo" -explica Verónica Gutiérrez, participante de la protesta- "Creemos que las políticas aplicadas por este gobierno son burda'e nulas. O sea, never in the life! La economía está completamente out! A mi papá le expropiaron un edificio en el centro, y que pa' meté damnificados... ¿Y nosotros qué? Pero bueno equis. Ya mi papi no me puede comprar un celular new, traído de los United, por culpa del cupo CADIVI... Mi bolso de Gucci tiene una arruga que no se le quita... Ay no, estoy que me mueeero... ¡ah, sí! Y estamos en contra del sistema neoliberal capitalista mundial...".

Esta peculiar protesta de indignados venezolanos, al igual que el resto de sus similares alrededor del mundo, nació espontáneamente, carece de líderes y de una propuesta específica. Expresan que no están a favor o en contra del oficialismo o de la oposición, sin embargo, al ser cuestionadas por alguna preferencia entre los pre-candidatos de la oposición, se inició un incendiario debate entre "quien es más lindo", si Henrique Capriles o Leopoldo López. El único respeto hacia los dirigentes del oficialismo eran hacia la abogada Eva Golinger, y la Defensora del Pueblo, Gabriela Ramírez, porque todos los demás "son unos bichos feos".

No se sabe hasta cuando continuarán las protestas.

26 de octubre de 2011

El Otoño Caer

Esto es mi dulce intento de "poesía barata", así que te agradecería que lo leyeras como si le recitaras a tu novi@ o como si contaras el dinero de tu salario nuevo (¡Con sentimiento!)


Yo no sé porque te espero,
pero aún así lo hago.
Me quedé ahí sentado,
recordando lo pasado.

Ya había visto la primavera pasar
pero nunca así, a mi triste pesar
aquel poema de abril, se empezó a marchitar
En una carta de Octubre, vino a acabar

Te quise ver, la fortuna lo cierra
Te pedí tus labios, pero ellos se alejan
te pedí tu corazón, el silencio me aqueja
Ya no queda nada, pero el silencio se queda

Yo no sé porque te pienso,
pero aún así lo hago.
El corazón es iletrado,
y tus términos serán en vano.

Ya había visto el otoño caer,
Y no quería volverme a perder
Y en otros brazos volver a ver
A quien un día pude querer.

24 de octubre de 2011

El Perfil de mis Lectores

Quizás no es correcto hacer generalizaciones, sin embargo, se pueden hacer. Tengo la maña (o necesidad obsesiva) de analizar a las personas, en especial, de las que me provocan algún interés. Y esta vez no quiero analizar a ninguna persona en específico, sino a un grupo en particular: a las personas que leen asiduamente en este blog. Como suelo apelar al cinismo, al sarcasmo, a la sinceridad, y me gusta poner el dedo en la llaga (y si me pongo enojón le puedo meter un pie a la llaga jaja) puede que sea un poquitiiiito "insensible" cuando analizo una situación o persona, y para muchos me veré excesivamente engreído... Y obvio que algunos se enojan, aunque esa no sea mi intención. Como no es sorpresa: "la verdad duele", pero dudo que lo que diga le vaya a doler a alguien, porque no me referiré a nadie en específico (a menos que sea demasiado sensible o paranoico)... Y además, no siempre acierto... Y de ser así, apelaré a las disculpas jiji.

Las pistas para entender la personalidad de una persona que me lee asiduamente están en el propio estilo del blog, tanto en su diseño como en su contenido. Lo primero que tiene que tener es un buen sentido del humor, ya que sin ello no te darán ganas de volver a pasar por aquí. Supongo que lo primero que llama la atención son las imágenes que utilizo para "embellecer" a mi blog, mientras que lo segundo son los textos que escribo.

Sin embargo, "buen sentido" del humor es una definición un poco vaga de mi parte, ya que el buen humor puede ser relativo: lo que a mi me parece gracioso, para otro no lo es. De aquí parto para decir algo que es obvio: si vuelves es porque estás de acuerdo, o medianamente de acuerdo, con las ideas que por aquí expreso. Supongo que la parte más importante de la idea anterior es el "medianamente", porque tengo bastante claro que mis lectores no están 100% de acuerdo con todo lo que expreso, y no solamente eso, sino que podrían estar en total desacuerdo. Lo que quiere decir que la persona que vuelve es porque posee una mente abierta a nuevas ideas, y quizás una tolerancia bastante alta a las ideas de los demás, y en especial mucha tolerancia para soportar mi estilo poco ortodoxo jeje.

Una "mente abierta" son las palabras claves para quien vuelve por aquí, cosa que incluye el deseo de aprender algo nuevo. Sin embargo, aunque las palabras "mente abierta" por lo general se refieren a personas liberales y de izquierda, las tendencias ideológicas de cada persona que vuelve son muchas, y pueden incluir hasta cristianos, a pesar de que este blog tiene una clara tendencia anti-religiosa. Por eso, quizás para algunos impere más un interés por el contenido de lo que escribo (opiniones, críticas, ideas), y quizás para otro interese más el estilo con el que escribo (humor, irreverencia, sarcasmo, etc), o peor aún, que le interesen ambas características (De ser este último, tienes un problema muy serio jaja). Para desgracia de todos nosotros, no existe ninguna persona que tenga una mente 100% "abierta", y me pongo a mi mismo como ejemplo cuando digo: "Odio al maldito Crepúsculo, y si me obligan a ver la última película (todas las anteriores las vi obligado), les juro que el día que me muera les voy a perseguir a su familia como un fantasma".

Algo que me gustaría resaltar es la diferencia entre los lectores hombres y mujeres. Las mujeres, haciendo eco de su condición de seres "emocionales", he visto que resaltan más en sus opiniones la forma en que me expreso, y puede que les guste o no, pero es lo que más resalta a la vista. En cambio, los hombres tienen tendencia a fijarse menos, o a importarle menos mi carácter o mis emociones, concentrándose más en lo que sea que se haya escrito. Así, he visto que las mujeres tienen, por ejemplo, más cuidado en no incrementar mi "ego" que los hombres al momento de emitir sus opiniones (en especial si son favorables), y eso se debe a que mi comportamiento es un poco engreído o egocéntrico, y no quieren empeorarlo... Sin embargo, esto se puede devolver: "También es egocéntrico creer que con un comentario mi ego va a comenzar a volar por el espacio" (jaja)...

De esta última idea parto hacia las ideas menos agradables: "Todos y cada uno de mis lectores son egocéntricos". Quizás algunos más que otros, pero estoy bastante seguro que es así. De hecho, sólo una persona egocéntrica puede tolerar a otra persona egocéntrica (que en este caso sería yo). Yo sé que la palabra egocentrismo es utilizada como una palabra peyorativa, sin embargo, yo no la utilizo en ese sentido, sino en el sentido de expresar que mis queridos lectores tienen una alta autoestima. ¿Cómo tu autoestima no va a ser alta? ¡Mírate por Dios! Tienes sentido del humor, tienes una menta abierta, te gusta aprender nuevas ideas, eres tolerante con ideas que no compartes, y muy en el fondo te consideras una persona "muy especial" (Sólo ese Dios que no existe sabrá que significa ser "especial")... Y eso es, para mi, la receta perfecta para un ser engreído. Quizás podrás en tu vida diaria aparentar que eres un ser humilde y todo lo que tu quieras, pero a mi no me engañas!! Acéptalo, eres peor que yo! jaja

Bueno, dejando los chistes a un lado, me gustaría hablar de estadísticas.... Sí, estadísticas. La verdad no puedo estimar exactamente la cantidad de personas que han entrado a este blog, por lo que no me queda otra que confiar en los servicios de contadores web. Según mi contador, que inicié en el año 2006, he tenido casi 140.000 páginas vistas (que no es lo mismo que "visitas únicas"), número que no es muy grande si lo comparamos con otros blogs (ver la imagen de la derecha. Los puntos amarillos sobre el mapa, indica la ubicación geográfica de la últimas visitas). [Mi promedio de visitas al día es de 50-60 visitantes al día, y cada una de esas visitas genera entre 1 y 3 páginas vistas]

En cuanto al género de quienes me visitan, la verdad es que sólo puedo especular, porque por desgracia el navegador que utilizas no me describe tus genitales (Quizás es mejor no saberlo... mmm, bueno... depende jiji), sin embargo, en cuanto a usuarios que me siguen a través de la página de Facebook (por aquí), puedo ver que hay una ligera mayoría de mujeres sobre hombres. Y la mayoría tiene una edad comprendida entre los 13 y los 34 años (Ver el gráfico de la izquierda).


En cuanto a los países de donde me visitan, los principales son Venezuela, México, Colombia, España y Argentina (Ver gráfico de la derecha). Creo que es obvio que la mayoría de mis visitas serán de Venezuela, porque vivo en ese país, y porque suelo tocar muchos temas sobre lo que ocurre aquí. Sin embargo, estoy consciente de que llegan visitantes de otros países, por lo que trato de hacer temas que generen interés sin importar el país, y así como también trato de evitar los modismos o venezolanismos en mi vocabulario, para evitar que necesites un traductor venezolano-español.

Hasta aquí llegué con el perfil de mis queridos lectores. Creo que puedo apostar a que en ningún otro blog encontrarás algo parecido a lo que acabo de hacer jaja.

19 de octubre de 2011

DemenciaNews: El Dr. Maligno denuncia a Hugo Chávez por robo de imagen

DemenciaNews: Noticias reales como si fueran de mentira... ¿O es al revés?

Caracas, Venezuela. Una controversial declaración fue dada hoy por el reconocido supervillano de Austin Powers, el Dr. Maligno, en contra del presidente venezolano, acusándolo de robar su imagen.

En un comunicado leído por el Consejero de Planes de Conquista Mundial del Dr. Maligno, explicó los motivos de esta denuncia: "Es intolerable que después de tanto años de formar una imagen que genere miedo en el colectivo, esta sea arrebatada en tan sólo unos cuantos días. El hecho de que se enmascare este robo de imagen incluyéndole rasgos caribeños y latinoamericanos, y vistiéndose como si una bandera le hubiese vomitado encima, es un intento de ocultar lo obvio. No se puede tapar el sol con un dedo, y si toleramos esto, ¿Qué vendrá después? ¿Una Britney Spears latinoamericana? ¿Una Marta Stewart asiática? ¿Un Barack Obama republicano, blanco, gay y chicano?", detalló en la misiva, insinuando la posibilidad de tomar medidas legales.

El vocero oficial de Dr. Maligno, al ser interrogado sobre si se conoce el padecimiento de cáncer y el tratamiento de quimioterapia del presidente venezolano, explicó que no iba "a caer en el juego y la manipulación de los medios de comunicación que trabajan como agentes encubiertos para el MI6 y el imperialismo británico que sólo hacen preguntas con fines de desestabilizar mis malévolos planes".

16 de octubre de 2011

Lo Humano sobre lo Animal

Aunque el ser humano es un animal, muchas veces eso se nos olvida, o simplemente no queremos aceptarlo. No nos sentimos iguales a ellos, y quizás hasta superiores, tal y como dice Dios en la biblia: "Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza. Que tenga autoridad sobre los peces del mar y sobre las aves del cielo, sobre los animales del campo, las fieras salvajes y los reptiles que se arrastran por el suelo" (Génesis 1:26), "Sean fecundos y multiplíquense. Llenen la tierra y sométanla" (Génesis 1:28). Y así es como comenzó y se justificó la destrucción de las especies y el ambiente... Sin embargo, este tema no va sobre el rechazo a la explotación del ambiente o el maltrato a los animales (este no es un blog para tema comunes), sino para analizar el asunto "moral humano" sobre una naturaleza amoral.

A este respecto, una de esas respuestas morales o éticas es el vegetarianismo. Estas personas, para evitar hacer daño a otro animal, han tomado la decisión de dejar de consumir carnes o cualquier producto proveniente de animales, lo cual no puedo negar que es bastante loable, pero que desde un punto de vista lógico, es anti-natural. El ser humano ha evolucionado para comer casi todo tipo de alimento, y hay sustancias que el cuerpo humano necesita y sólo se pueden encontrar en las carnes, por lo tanto, si la dieta vegetariana no se lleva con sumo cuidado, puede causar anemia y carencias de complejo B, hierro, calcio, proteínas, y entre otros. Por eso, ser vegetariano es un asunto serio, que implica disciplina para adoptar otro estilo de vida.

Hay un chiste que dice que un vegetariano no es una persona que ama a los animales, sino una persona que odia a las plantas. ¿Es ético/moral comer plantas sólo porque estas no tienen sentimientos? Si se llegara a descubrir, hipotéticamente, que una planta también puede sentir, ¿Qué hace el vegetariano? Probablemente muera de hambre. Ser vegetariano por razones éticas, es ir en contra de la naturaleza. Sencillamente, así es como funciona: un ser vivo tiene que morir para que otro pueda seguir viviendo. Algo que en la película del Rey León llamaron "El ciclo de la vida".

Puedo estar de acuerdo con que existe una total indiferencia y falta de respeto hacia la vida de otras especies, hasta el punto de pensar que son objetos o productos. Esta es una forma de discriminación parecida al racismo o al machismo, pero que tiene por nombre "especismo", o discriminación por especies. Entendiendo lo anterior, muchos ven que el consumo de animales es necesario, pero que estos podrían recibir un trato, o incluso, una muerte más digna. Es decir, con poco sufrimiento. ¿Pero acaso de verdad esto importa? ¿Qué importa si sufre o no si al final el resultado es el mismo? Quizás esto se puede responder así: ¿Qué preferirías tu? ¿Una muerte rápida y poco dolorosa o una muerte lenta y agonizante? Ninguna de las dos pensaría una persona sensata, y si algún animal pudiera hablar, probablemente diría lo mismo. Sea digna o no la muerte, la preferencia de todo ser vivo es vivir, y si nos dejamos llevar por sentimentalismos, tendremos una situación paradójica (¿Matar o no matar?); y si no, pues no tendremos ninguna paradoja.

Incluida dentro de esta discriminación hacia los animales, está otra forma donde se aman a unos, y se odian a otros. El ejemplo clásico es la persona que ama a los cachorritos, perritos, gatos, osos, aves, delfines, etc, y demandan su protección, pero en cuanto ven una cucaracha: "mátala, mátala". ¿Acaso esa cucaracha no tiene tanto derecho de vivir como un perro o un hombre? Ahhh, ¿Que las cucarachas son plagas que propagan enfermedades? Pues con eso estamos de acuerdo, sin embargo, algunos podemos pensar que los seres humanos hacen lo mismo... Sólo que a los exterminadores de humanos se les llama genocidas y están penados por leyes internacionales... Eso indica que el ser humano es lo más importante para el ser humano. Yo si he matado cucarachas, y lo más probable es que lo siga haciendo, sobre todo si se convierten en una plaga incontenible, pero no puedo evitar pensar que me gustaría otro modo...

Un movimiento muy importante a favor de los Derechos de los animales es la antitauromaquia, o contra las corridas de toros, que consideran que dichos actos no son "ni arte, ni cultura", ni deporte, sino un espectáculo de maltrato y muerte... Idea con la que estoy de acuerdo. Sin embargo, una corrida de toros, también puede ser vista como una forma de muerte más digna, porque a diferencia del matadero, aquí el toro tiene la oportunidad de defenderse, y hasta de salir victorioso (aunque es poco probable), y de lograrlo, puede ser utilizado como semental. Viéndolo desde otro lado: ¿Es mejor si mata al animal en privado a que se haga en público? ¿Ojos que no ven, corazón que no siente?

Hay otra forma de discriminación o intolerancia, pero ya no hacia los animales, sino hacia al ser humano: la persona que consume animales o sus productos. Esto es más común entre los vegetarianos o veganos que rechazan el estilo de vida de los carnívoros. Puede que ellos, en ciertos sentidos, tengan la razón, pero aún así, esto no es motivo para obligar a los demás a un estilo de vida que ellos no desean, y sólo demuestra dogmatismo por parte de sus practicantes.

No intento negar los argumentos de los vegetarianos, ni tampoco intento afirmarlos, sólo que no me parece razonable mezclar un invento humano, como la moral y la ética, en actos que son naturales. Cuando un león se come una gacela, eso no lo convierte en "malo"; y lo mismo ocurre cuando el hombre se come un pollo. Lo que si creo es que puede existir más compresión y entendimiento a la biodiversidad que nos rodea. Aunque suene gracioso, no puedo evitar recordar a la película Avatar, pues cuando los Na'vi matan a una criatura, elevan un rezo en señal de respeto y agradecimiento a ella, pues comprenden que todos los seres vivos de ese planeta están conectados, y por ello, son parte de uno mismo. Incluso, hay algunos pueblos aborígenes que hacen lo mismo cuando cazan o talan árboles. No creo que el punto de todo sea el dilema "matar o no matar", sino entender de una vez por todas que todos estamos hechos del mismo polvo de estrellas.

12 de octubre de 2011

El Antihéroe

Esta es la historia de mi más grande antihéroe. Es una historia corta, ya que no usa capas, ni armaduras, no tiene poderes, ni artefactos geniales. Si acaso, su superpoder, una mente aguda y lengua afilada, que muchos detestan, y pocos aprecian. Aunque lleva la verdad por delante, y la justicia en su mente, los ojos del mundo sin piedad le castigan. Sólo los estúpidos y los valientes intentan descubrir las mentiras que nadie quiere que se sepan, y nuestro antihéroe clasifica en ambas. Se entristece, se enoja, y pierde los estribos. Lleva una bandera negra en su mano, y una actitud de indiferencia. Pero por dentro no hay nada indiferente, sino un amor tan grande al mundo, que el ojo poco entrenado no los distingue del horizonte. Sin embargo, es torpe, y siempre mete la pata. La mayoría de las veces, en sus mayores muestras de amor, sólo logra que lo odien. No está aquí para hacerte feliz, muy seguramente, logrará lo contrario. No está aquí para ser la clave del cambio en un mundo nuevo, está aquí porque entendió que el mundo es la clave del cambio. Es de tez morena, y humor sarcástico. Nunca se queda con la chica, porque sino no sería un antihéroe. Duda de los caminos, y camina su propio sendero. Su sendero es el del solitario, aunque su corazón le dicte lo contrario. Aunque quiera siempre tendrá la traba, de lastimar a los que quiere, porque peor que la persona que ama lo odie, es que la persona que ama se pierda en el vacío. Ya está acostumbrado, aunque preferiría no estarlo. Nuestro antihéroe sabe que la crítica destructiva es necesaria, porque no se critica la guerra para hacerla más bella, sino para desaparecerla. Es racional y emocional, brusco y sentimental, cosa que parece imposible, para los que sólo ven el mundo en blanco y negro. Ayer perdió una amistad... y las muchas que vendrán. Todos los días lo llorará, y en su mente lamentará... pero su esperanza siempre será... haber plantado una semilla del mañana. Nunca los trovadores cantarán su historia, pero esto tampoco le importa... Pocas cosas le importan, porque sólo le importas tú...

Y hasta ahí llegó, la historia de mi más grande antihéroe.

8 de octubre de 2011

Un Mal Año

Yo no soy lo que llamarían un "creyente", de hecho, soy tan escéptico que puedo dudar de mi propia existencia... pero eso no viene al caso. Una de las pocas cosas en las que creo es en la mala suerte. No creo en la "suerte", sino sencillamente en la "mala suerte" (Ni patas de conejo, ni gatos negros, ni espejos rotos, blabla). Es algo así como las leyes de Murphy: "Si algo puede salir mal, saldrá mal". Por ejemplo, si en una temporada lluviosa (cuando siempre cargas un paraguas), ves que el día está soleado y que no te hace falta un paraguas y sales sin ella, entonces ese día lloverá. Y a mi, bueno, me está lloviendo a cántaros.

Nunca he tenido buena suerte, así que estoy acostumbrado, sin embargo, de verdad creo que este año es, para mi -aún sin haberlo terminado-, uno de los peores que he tenido hasta el momento (a menos que los años siguientes quisieran hacerle competencia).

De todo lo malo, sin duda, lo peor fue la muerte de mi gato el mes pasado. La verdad que no recuerdo haber llorado tanto alguna vez... Confieso que mis "cercanías con la muerte" son pocas, así que supongo que en este sentido tengo suerte... o una familia muy saludable. Así que no estoy acostumbrado... si es que alguien puede acostumbrarse a eso. Lo que todavía no me decido es que fue lo que más me molestó de esa experiencia, si el hecho de que tenía apenas un añito conmigo o la lenta y dolorosa muerte que tuvo. Mi gato había sido operado por una fractura del húmero, pues se había caído desde una de las ventanas del apartamento: 12 pisos para abajo. De algún modo sobrevivió, y sólo se rompió una patita. Y ahí empezó el calvario. Tenía dos opciones para mi gato: no hacer nada, y dejar que se recupera solo, con el inconveniente de que iba a quedar cojito de por vida; o hacerle una cirugía, que no lo dejaría cojo, pero que nos vaciaría los bolsillos. Nos decidimos por sacar plata de donde no tenemos, y tras dos semanas esperando por el día de la operación que no se daba por una serie de "desafortunados" inconvenientes (¿Ya les hablé de la mala suerte?), por fin se realizó. Mi gato necesitaba reposo, por lo que mi hermano y yo tuvimos que construir una jaula para que se recuperara, en especial porque no conseguimos a nadie que nos prestara una (¿Mala suerte o pobre vida social? Quizás ambas). A pesar de ser novatos, nuestra jaula de madera y clavos no nos quedó tan mal. Recuerdo que por fin sacamos a mi gato de la veterinaria un viernes por la tarde. Pero no quería comer, ni moverse, y estaba muy deprimido. Todo lo contrario a su personalidad. Nunca había extrañado tanto que me mordiera, me rasguñara y que me levantara todos los días a 4am pidiendo comida. Le dábamos su medicina tal y como decía el doctor, e intentamos obligarlo a comer con tetero, pero lo que comía era poco. Incluso sin darme cuenta acudí a la pseudociencia, e intenté animarlo con flores de Bach. Supongo que eso demuestra que estaba superdesesperado. Y así estuvimos los días siguientes. La noche del lunes siguiente me quedé durmiendo junto a su jaula, pensando que si a lo mejor lo acompañaba se sentiría mejor. Me quedé casi toda la noche, hasta las 3am del martes. Yo no podía dormir bien, y como Minos (mi gato) parecía estar dormido, me fui a dormir a mi cama. A las 4:30 de la mañana, apenas hora y media después, empezó a hacer unos maullidos horribles y fuertes. Salí corriendo a ver que le pasaba, y lo saqué de su jaula para confortarlo. Pensamos que a lo mejor tenía hambre. Siguió chillando en mis brazos, empezó a hacer unas convulsiones horribles, hasta que finalmente cesó. Se orinó encima de mi pantalón, y su respiración había cesado. Ya había muerto. Hasta el día de hoy no sabemos que le pasó, creemos que probablemente no se recuperó bien de la anestesia, y hasta los doctores en la operación se percataron de ello. De hecho, después de su castración también le costó mucho la recuperación, y se supone que es algo de rutina. Puede que hayan otras razones, pero en fin, es algo que nunca sabremos. La verdad es que nos arrepentimos de haber realizado la cirugía.

Tanto esfuerzo, al final fue en vano. Me cuesta mucho no relacionar este hecho con otras cosas. Probablemente tontas, pero que me hacen dudar. Quizás, algún día, me gustaría tener un hijo... Pero, si apenas pude cuidar un gato por poco más de un año, ¿Cómo lo voy a hacer con un niño? Ni siquiera he tenido muy buenas relaciones, cosa que supongo que me convierte en parte de la mayoría. Mi relación "amorosa" más duradera fue de 6 meses, y ni siquiera he tenido muchas. Se pueden contar con una sola mano, y todavía sobrarían dedos. ¿Amigos? Tengo pocos. De nuevo, se cuentan con la mano, y ya casi no los veo. Quizás soy muy insoportable, no lo sé jaja. Pero de todas las relaciones, pensé que mi gato me iba a acompañar por muchos años, pero obviamente me equivoqué. La verdad es que empiezo a cogerle miedo al asunto, quizás no estoy hecho para eso, y estoy creyendo que lo mejor es la soledad, aunque irónicamente no es lo que quiero. Ah no, lo más irónico del asunto es que me puedo encariñar bastante rápido...

Recuerdo que en Julio de este año escribí (aquí) que dejé de escribir poemas porque se me había agotado la imaginación, pero pensándolo bien, no es por eso, es porque -digámoslo así- "un sueño me fue aplastado". Me cortaron la inspiración bruscamente, sólo recibí excusas a cambio, y no la respuesta que yo quería, ni tampoco la que no quería. Y quizás, de nuevo, lo más seguro es que una sola persona me entienda (Prometo no volver a escribir cosas que sólo una persona entienda). En fin, no creo que vuelva a escribir ningún poema durante un buen tiempo... Las musas, diosas de la inspiración artística, me bendijeron por poco tiempo...

Para alargar la historia del mal año, sigo desempleado. Esto no es raro en tiempos de crisis económicas. Apenas he tenido un par de entrevistas, y ningún éxito. Hace un par de meses mi mamá se enfermó con gastroenteritis, la tuve que cuidar, y ella se porta como una niña terca en estos asuntos (No es fácil). Se han dañado un montón de cosas en nuestro viejo edificio donde vivimos, lo que significa "gastos", y no sólo ahí, sino también dentro de nuestro apartamento. Lo único que hago por lo momentos es trabajo voluntario en una ONG de Derechos Humanos. Varias veces hemos tenido proyectos dentro de la ONG que podrían haberme dado unos ingresos extras, pero por desgracia se han venido abajo. Incluso tuve una oferta de viajar a Washington para la próxima sesión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) este Octubre, pero de nuevo, la financiación no fue suficiente (Y después este gobierno cree que a las ONG le sobran los billetes). Lo único que espero es comenzar el mes que viene un postgrado en Derechos Humanos, que no lo hago porque me conviene "profesionalmente", sino porque me gusta el tema. Así es como más o menos hago todo lo que hago. Sin embargo, la matrícula está algo costosa para mi ya apretado bolsillo, pero aún así insistiré.

Ya he escuchado que todo es tipo de cosas le pasan a las personas que no creen en Dios (Lindas indirectas). ¿Pero que mierda? ¿Acaso que he hecho yo de malo? ¡Oh Dios todopoderoso! Yo sé que yo digo que tu no existes... Pero no es para que te lo tomes tan en serio, ¡coño! Al menos debo admitir que estuvo muy buena esa de matar a mi gato. Te lo reconozco. Quizás algún día tenga el gusto de darle una patada a tu hijo... el día que ÉL regrese... así tendré mi venganza...

Ya vieron lo que pasa cuando le hablas de religión a un incrédulo... No insistan.

Creo tener muchas más quejas de este mal año, pero no voy a discutir de nimiedades como los imbéciles que suelo encontrarme por la vida (Soy como un enorme imán para gente que es más loca que yo). Por si acaso te lo preguntabas: no, no estoy contento, y me debato entre enojado y triste. Dicen que las cartas de amor se empiezan sin saber lo que se va a escribir, y que terminan sin saber lo que se ha escrito; y esto es lo que me acaba de pasar en este post que empezó con un mal año...

4 de octubre de 2011

Las Otras Putas

Las otras putas son aquellas mujeres que, en el entendido popular, mantienen un comportamiento o apariencia sugerente o que sostienen numerosos encuentros sexuales, sólo por la gratificación... ¡Que buena me ha quedado la definición para algo que la gente comunmente llama: "la perra esa"!

Tanto "prostituta", "puta", "ramera", etc., son palabras que se refieren a un oficio: sexo a cambio de dinero, y que por razones moralistas esto parece ser "malo" (Véase aquí). Sin embargo, nuestras "otras putas" parecen hacer exactamente lo mismo, con la diferencia de que no existe intercambio de dinero, y de todos modos, las explicaciones moralistas continúan diciendo que esto es "malo". Es decir, haya intercambio de dinero o no, la mujer siempre va a ser considerada "puta". Esto deja claro que el comportamiento rechazado por la sociedad no es el intercambio de dinero, o la compra y venta de sexo, sino el sexo per se o su sugerencia.

Lo obvio que habría que preguntarse uno es: ¿Por qué el sexo es malo? Y poniendo de lado la peligrosidad de las enfermedades de transmisión sexual y actuar con responsabilidad, si el sexo es malo es porque quizás lo estás haciendo mal. (No pude evitar hacer el chiste).

El origen de este pensamiento parece provenir de algo que la gente llama religión. Como sabemos, casi todas las religiones nos hablan del "adulterio", de los "pensamientos impuros", de la "masturbación", del "sexo ante los ojos de Dios" (Traducción: "sexo antes del matrimonio"), del sexo anal, del sexo oral, del coito interruptus (onanismo), del sexo con animales, del sexo entre personas del mismo sexo, del sexo con la familia, y eso sólo por mencionar algunas cosas que se mencionan en la biblia, y frente a todos estos actos, hay una ofensa a Dios, y por lo tanto, hay un castigo.

Ahora bien, desde un punto de vista estrictamente lógico, abstrayéndonos de nuestros propios preconceptos y gustos, ¿Por qué todo eso es malo? Y no, la explicación "porque Dios lo dice" no es una respuesta lógica, así que queda claro que todos son prejuicios, y redundantemente, irracionales.

¿Cómo podemos estar seguros de que son prejuicios? Pues así como hay prejuicios que discriminan, también hay prejuicios que elogian. Por ejemplo, a una mujer que tiene numerosas relaciones sexuales con distintas parejas, la clasificación suele ser la de "puta". Ahora bien, ¿Lo mismo ocurre con el hombre? ¿Se le califica de "puto"? Pues quizás en un cierto modo sí, pero parece ser que por alguna razón, es más comprensible si un hombre tiene ese comportamiento, y algunas veces no importa para nada, mientras que en las mujeres parece importar bastante. Es decir, se sabe que hay un prejuicio cuando no hay un trato equitativo con otras personas, y en este caso, del otro género.

Al parecer es el macho el que sale ganando en este meollo, ¿Eso quiere decir que huele a machismo? ¿El machismo es el que dice que el sexo es malo? Ya muchos se preguntarán: ¿Cómo el machismo va a decir eso si lo que todo hombre quiere es sexo? ¿Acaso se va a negar el sexo a sí mismo?

Pues desglosemos bien las cosas, obviamente el hombre no se niega el sexo, y puede ser puto y librarse más fácil de ello. Si entendemos como machismo la superioridad y dominación del macho sobre la hembra, entonces vamos a ver que negar el sexo tiene mucho sentido, porque esto permite mantener a la mujer controlada para la propia satisfacción del macho.

Hay una cosa bastante interesante en algo que llaman "institución", y eso es el "matrimonio". ¡Ah, el matrimonio! Al parecer no hay nada más romántico que una boda, donde las parejas se juran amor eterno... Al menos hasta el divorcio. Pero lo interesante del matrimonio es su origen machista. El macho no desea que su "posesión" sea poseída por otros, por lo que necesita una relación de -supuesta- exclusividad (les recuerdo que existe la poligamia), que queda representada en el matrimonio, y que a la vez no sólo envía un mensaje de advertencia en forma de "pecado" para las partes involucradas, sino que también envía un mensaje de advertencia para otros hombres... Tal y como dice el mandamiento: "No desearás a la mujer de tu prójimo". Por lo tanto, el matrimonio es el epítome de la idea de que el sexo es malo.

Muchas veces se intenta disfrazar el machismo bajo la excusa de proteger a la mujer. Por ejemplo, algo que no todo el mundo conoce es que María, madre de Jesús de Nazareth, fue enviada cuando niña a un templo, que sería su prisión hasta alcanzada su madurez sexual (13-16 años), como modo de evitar que tenga contacto con otro hombre, al menos hasta que cumple con la norma social (machista) del matrimonio. Se dice que se quiere proteger, sin embargo, se le prohíbe tomar sus propias decisiones, mientras se le obliga a algo ajeno a su voluntad (María se casó gracias a un concurso que se realizó en su pueblo, léase por aquí).

Hace poco, en varios países de Latinoamérica, se realizó un movimiento social llamado: La marcha de las Putas. Esta surgieron a razón de la declaración de un policía canadiense, que dijo: "Las mujeres deben dejar de vestirse como PUTAS para evitar ser violadas". Es decir, el policía expresó que la culpa del abuso la tenía la mujer por haberse vestido provocativamente, o como dijo él, como puta. Esta declaración es de verdad impresionante, porque sin importar que haya usado la mujer, esto no justifica el abuso cometido. La mujer debe ser capaz de vestirse o actuar como le plazca, sin que estos tipos de abusos ocurran.

Aun así, entre algunas mujeres he visto mucha preocupación por no parecer una puta, y es una parte que toman muy en cuenta en su quehacer diario desde que se levantan por las mañanas. Por ejemplo, si se viste de un modo, será puta; si ella no toma una posición pasiva y espera que sea el hombre que se acerque a ella, entonces será puta; si ella disfruta del sexo, entonces será puta; y me imagino que habrá muchas otras cosas más que desconozco por la sencilla razón de que no soy mujer. Sin embargo, lo único que puedo decir al respecto es que ellas deben olvidar esta forma de pensar y dejar de preocuparse, y que actúen y sean como más les guste. Si un hombre sólo las trata bien (con cariño y respeto) cuando se comportan como "damas", entonces no han escogido bien a la pareja; en cambio, si este las trata bien como "dama", "puta", "loca", "neurótica" o el adjetivo que se les ocurra, entonces se han ganado la lotería.

Algo muy importante, ya para terminar, a las mujeres, por favor, no sean machistas, porque juzgar a la mujer por su apariencia o comportamiento no es algo exclusivo de los hombres. Ya he oído muchas veces que no existe "sororidad" entre mujeres, pero si "fraternidad" entre hombres. Así que piensen mejor antes de hablar mal de "la perra esa"...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...