La Historia de la Humanidad
es la historia de la estupidez Humana.

26 de octubre de 2013

Gasolina barata: ¿Subsidio a los ricos?


Algo que suelen tomar como ejemplo en el extranjero para alabar la "Revolución" bolivariana es el bajo precio de la gasolina (1,5 centavos de dólar por litro). Después uno les explica a esos extranjeros que el gobierno venezolano es uno de los culpables del alto precio a nivel internacional en vista de que se ha negado repetidas veces a reducirlo en el marco de la OPEP... y no te quieren creer.

Pero, ¿Es la gasolina barata algo "revolucionario"? En Venezuela, un litro de agua es más costoso que un litro de gasolina, por lo que yo diría que el precio no es congruente, ni con los principios revolucionarios ni con la racionalidad. Sin embargo, en Venezuela, el aumento del precio de la gasolina es un tabú, un asunto que se debe evitar a como de lugar, sobre todo porque así fue como comenzó el Caracazo. Sin duda, un aumento de la gasolina repercute en todos los costos de bienes y servicios, ya que encarece el transporte y la energía, y por consiguiente en todo.

Pero, de otro lado, no es menos cierto que la gasolina barata implica menos dinero para las arcas del Estado venezolano; o peor aún, que aquel millonario que posee una Hummer, que consume grandes cantidades de combustible, paga una cantidad insignificante en comparación con otros países. De este modo, la gasolina barata es también un subsidio para quienes tienen un alto poder adquisitivo, ya que son quienes se pueden dar el lujo de tener autos y otros medios de transporte (Los menos afortunados usamos el transporte público).

El gobierno nacional ha venido siguiendo una política donde se considera que la gasolina es un derecho humano, algo que el Estado debe garantizar, pero lo que en realidad debe ser garante es en los temas de transporte y energía, y la gasolina barata no es el único modo de lograrlo. Como anécdota, en la ciudad de Caracas, antes de que proliferase la explotación petrolera (finales del siglo XIX y principios del XX), existía un muy simpático tranvía que recorría algunos sectores de la ciudad. Al aumentar la influencias de las compañías petroleras en el país, éstas promovieron el uso de los transportes a motor a combustión por encima de los tranvías. Y así, hasta que finalmente se dejó de usar el tranvía a mediados del siglo XX.

Extinto tranvía de Caracas

En Venezuela, no se ha dejado de promover el uso de vehículos particulares por encima del transporte público, ni por la cultura de antaño que nos han impuesto ni tampoco como política de Estado. El sólo hecho de vender una gasolina tan barata implica, aunque sea implícitamente, el uso de vehículos particulares, lo que no sólo trae consecuencias para el ambiente, sino también empeora los problemas de tránsito en las calles. De hecho, un trabajador que utiliza el transporte público debe gastar más dinero al mes que aquel debe comprar gasolina para su auto particular.

Como solución a este problema, en lugar de vender una gasolina barata para todos, lo mejor es vender una gasolina con precio preferencial: Una gasolina barata para el transporte público y privado de bienes y personas; y una gasolina a precio de mercado para los particulares. Esto evitaría el aumento de los precios de los productos, aumenta el fondo fiscal y, de paso, ayuda a reducir el grave problema del tráfico en algunas ciudades del país, al obligar a la gente por las circunstancias a usar el transporte público (previa mejoración del sistema público de transporte).

En realidad, muchas de las decisiones que se toman desde el ejecutivo, son un sincero contrasentido. Pues no sólo pueden perjudican a nivel interno, sino también a nivel internacional: "barato para adentro, caro para afuera" (con excepción de aquellos países con los que Venezuela tiene un acuerdo comercial). Así, la política venezolana de tener un petróleo por un precio mayor a los US$100 beneficia mucho a Venezuela, pero no ayuda al campesino en México que debe pagar por una gasolina al precio del mercado internacional. Y así desaparece un principio básico de la revolución: la solidaridad internacional (con excepción de aquellos países con los que Venezuela tiene un acuerdo comercial).

Pareciera que en Venezuela, por el populismo, estamos siempre perdiendo muchas oportunidades... ¿Y tú que crees?

23 de octubre de 2013

Piratas y Corsés (Parte 9)


La isla Tortuga es la más famosa isla pirata del Caribe. Situada al Norte de la isla La Española, en lo que ahora es Haití. Es una pequeña isla de unos 180 kms. Era el refugio predilecto de piratas franceses, ingleses , holandeses, junto con todo tipo de aventureros y esclavos huidos, para desde ella atacar los barcos de las flotas españolas.

Desde el siglo XVI, fue una de las primeras bases de piratas y filibusteros. Aunque los españoles los expulsaban, volvían una y otra vez. Al final cuando consiguieron expulsarlos, los piratas y bucaneros se trasladaron a Jamaica buscando el apoyo de Inglaterra. Volviendo años mas tarde cuando España la abandonó.

Pero algo muy peculiar de la isla Tortuga era la forma en que se organizaban. Viéndola hoy en día, la podríamos llamar la "utopía pirata", por su cosas positivas, pero las utopías no existen. Funcionaba como especie de democracia comunitaria con principios libertarios. La organización de esta isla se conformó en base a la Cofradía de los Hermanos de la Costa, una comunidad formada por miembros de diversas nacionalidades que tenían cuentas pendientes con la justicia, esclavos negros que habían huido y entre otras personas perseguidas por la justicia. Entre los principios que ellos establecieron estaban la eliminan los prejuicios previos por patria y religión, de ahí la frase: “ni Dios, ni Patria, ni Rey”; estuvo prohibida la propiedad individual de la tierra y en los barcos de la isla; la libertad personal es inalienable y las cuestiones individuales se resolvían personalmente; no se obligaba a nadie a partir en una expedición pirata; la pertenencia a la cofradía es libre y voluntaria pudiendo abandonarla en cualquier momento; pero también habían algunos principios machistas, propio de la época, y dado el cúmulo de varones en la cofradía, estaba prohibida la estancia de mujeres blancas libres en la isla y sólo podían vivir en la isla las mujeres negras y las esclavas.

Y por supuesto, la base esencial de la economía de la isla era la práctica de la piratería voluntaria. Se estableció una base comercial entre flotas y en el servicio de base entre los propios piratas que navegaban bien con patente de corso o sin ella. Se instauró un mecanismo democrático para escoger al capitán de cada barco en sus expediciones marítimas y abogaron por un protosistema de seguridad social para piratas inválidos, es decir, los propios piratas proveían un fondo dentro de la sociedad que supliera a los piratas heridos durante los asaltos a otras naves.

A esta isla habían zarpado nuestros protagonistas. Llegaron por la zona sur de la isla, ya que al norte se encuentra una zona tan inaccesible que le llaman La costa de Hierro. Apenas al pisar el suelo se percibe el aire de una tierra sin ley.

La presencia de Mary Read y Anne Bonny no tenía a mucha gente contenta. "¿Qué hacen esas mujeres aquí?", "¿Quien las trajo hasta aquí?", eran los murmuros más comunes entre los hombres de la isla.

Mientras la tripulación caminaba hacia una de las tabernas del pueblo, una voz muy vulgar se escucha del otro lado de la calle:
- Oigan chicas, ¿Quieren fiesta? ¿Divertirse un rato? - era un borracho de esos cualquiera.
Sin mediar palabra, Anne se le acerca y de un sólo golpe le entierra la cabeza en la tierra. Esto no gustaría a muchos filibusteros, pues no sólo violan los principios de Cofradía, sino que generan conflictos.

La recepción en la taberna no fue precisamente mejor.
- ¡Oiga, cantinero! - exclamó Rackham - ¡Sus mejores tragos para mi tripulación!
- Así será, señor -respondió el cantinero-, pero a ellas no le vamos a servir nada.
- ¡Qué! ¿Por qué no?
- Porque acá no servimos a las mujeres... -empieza a dudar de su respuesta por no saber con quien se está metiendo.
- Le garantizo, mi amigo, -respondió Rackham- que estas mujeres merecen un trago. -sonó más como una amenaza que un argumento.
El cantinero no quiso entrar en un debate que seguramente terminaría mal, y le sirvió los tragos a las señoritas.

John Clipperton estaba apenas a un par de mesas de la escena. Clipperton era el capitán del Success, con cuarenta y tantos años. Estaba de camino a casa, en Great Yarmouth, Inglaterra, después de haber estado en Asia y de haberle dado la vuelta al mundo. Aprovechando sus patentes de corso, se hizo famoso al saquear las posesiones españolas en el océano Pacífico a favor de la corona inglesa, utilizando una pequeña isla que lleva su nombre. Su carácter era muy temperamental, muchas veces bruto, pero de gran sinceridad. No era ningún caballero, pero a veces lo intentaba.

- ¿Y si yo no estoy de acuerdo? - interrumpió Clipperton, observando burlonamente a Rackham, Anne y Mary Read.

16 de octubre de 2013

#BAD2013: Los derechos humanos en positivo


Hablar de derechos humanos suele ser hablar de tragedias, matanzas, negligencia, destrozos o cualquier otra cosa mala que se te pueda ocurrir. Pero yo no voy a eso hoy.

Una vez, en un taller de derechos humanos en el que estuve, uno de los profesores comentó que una vez pidieron en una clase que escenificaran los derechos humanos. Y eso hicieron, escenificaron una situación de violación de derechos humanos. Y aunque fue una muy buena representación, reprobaron. ¿Por qué? Porque el punto de la escenificación no era la violación de los derechos humanos, sino una donde se cumplen.

Y aunque a los defensores de derechos humanos nos suelen clasificar de utópicos, incluso nosotros tenemos, sin darnos cuenta, una visión negativa del mundo, que nos hace ver los derechos humanos en un sentido negativo.

No creo que ninguno de nosotros sea ajeno a la cruel realidad que nos rodea, y quien lo sea debe tener algún tipo de problema. Aún así, el ser a veces incapaces de ver los derechos humanos en positivo, debe ser también otro tipo de problema.

Hoy es un día peculiar, por un lado es el Día Mundial de la Alimentación, por otro es el Día Mundial Anti-McDonalds, y además, es el Blog Action Day (#BAD). ¿Qué es el Blog Action Day? Ya he participado varias veces en él, y es un día en que numerosos blogueros con conciencia alrededor del mundo escriben sobre un mismo tema: Cambio climático, alimentación, pobreza, agua, han sido algunos de los temas en el Blog Action Day a lo largo de los años. Este tipo de iniciativas son muy buenas, en el sentido de generar conciencia sobre temas particulares al colectivo. Pero nunca me ha gustado escribir lo mismo que todo el mundo, así que esta vez decidí tocar un detalle de los derechos humanos del que se habla muy poco.

¿Qué opinas tú de los derechos humanos? ¿Utopía o realidad?

Víctor M. Camacho
Internacionalista, especialista en Derechos Humanos y ciberactivismo
http://victorfueradelacaja.blogspot.com

12 de octubre de 2013

¿Para qué? Si ya es poesía


¿Para qué? Si ya es poesía...
Me decía la vida, 
me decía la Luna, 
me decía ella.

No le busques regalos,
ni palabras de gracia,
ni exageraciones, ni extravagancia,
ni serenatas, ni halagos.

Sólo busca su tacto,
sólo mira a los ojos,
suspira en el acto,
vive en los hechos.

No te esfuerces, poeta,
al ver a la Luna
¿Quieres hacer versos de ella?
¿Para qué? Si ya es poesía.

7 de octubre de 2013

La Utopía Democrática


Todo es una utopía, excepto lo que uno apoya. Al menos así ha sido la historia humana. Por ejemplo, existe la creencia generalizada de que la democracia es la gran salvadora de los mundos, y que los problemas que existen en la sociedad democrática se pueden solucionar con más democracia. Y quien no crea eso, debe ser un fascista o un utópico de esos que tan poco abundan.

La democracia se ha convertido en una utopía y a la vez en una dictadura. Primero, ya se quejaban Platón y Aristóteles del "vox populi, vox dei" (la voz del pueblo, la voz de dios): la democracia es una falacia ad populum, es decir, el hecho de que muchas personas afirmen algo, no quiere decir que sea lo mejor o lo correcto. De hecho, una minoría de una persona podría estar en lo correcto y 7 mil millones restantes podrían estar equivocados; lo cual es una situación exagerada, pero factible. Es por eso que, para los antiguos griegos, amantes del razonamiento lógico, nunca fueron fanáticos de la democracia.

La democracia no llega ni puede llegar a la verdad o a la justicia, ya que sólo es un simple método de solución de conflictos o de toma de decisiones. Es tan democrático un grupo mayoritario de fanáticos religiosos que decide democráticamente el exterminio de una minoría religiosa como cualquier elección presidencial. Ah, pero claro, con el tiempo se ha asociado a la democracia con el respeto a las minorías y la tolerancia, lo cual es una asociación impuesta. En la época de Saladino, tanto cristianos, como musulmanes y judíos podían vivir relativamente tranquilos, en tolerancia y con respeto de las minorías en "Tierra Santa", y no existía la democracia. Cuestiones similares ha a lo largo de la historia, así que la democracia no es una condición sine qua non de la tolerancia y el respeto a las minorías.

Pero como no todo en la vida es "política", sino también economía, hay voces que alaban la democracia por ser impulsora de algo que llaman desarrollo económico, pero es algo que tampoco es del todo cierto. China, un país que al menos yo no calificaría como democracia, tiene un crecimiento vertiginoso. Y lo mismo ocurre con muchos países autocráticos. En cambio, las que llaman democracias modelos tienen serias fallas económicas en la actualidad, y mejor ni hablemos de EE.UU., quien ha entrado recientemente en "shutdown" (cierre de algunas funciones estatales). Así que la democracia tampoco es condición sine qua non del crecimiento económico.

Quizás la parte más utópica de lo que hoy llaman democracia es la ilusión de participación ciudadana. ¿Acaso que el esclavo escoja a su amo lo hace menos esclavo? ¿Acaso que el pueblo escoja un rey temporal (presidente o primer ministro) por algunos años lo hace más libre? ¿Es participación escoger a la persona que va a escoger por mi las cosas que me afectan?

Pero la democracia también tiene su forma de dictadura: no importa si estás de acuerdo o no con la democracia, debes someterte a ella. Así, el apoyo a otros sistemas de gobierno, son rechazados fehacientemente. "Nada es mejor que la democracia, y debes ser democrático para avanzar", dice el evangelio a San Dólar. O peor aún, las respuestas en blanco y negro: "Si no apoyas la democracia, entonces apoyas la dictadura". Y ahí es cuando los mando a leer el artículo de Wikipedia sobre el Falso Dilema.

La democracia, siempre ha sido considerada una utopía, y al menos en ciertos grados lo es. Hace 300 años, la democracia (directa o representativa) era considerada imposible y los que la proponían les llamaban "utópicos". Si les digo que creo que en una sociedad, no basada en imposiciones de minorías sobre mayorías o viceversa, sino basada en el consenso de la sociedad... ¿Cuánto te tardas en llamarme utópico?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...