La Historia de la Humanidad
es la historia de la estupidez Humana.

31 de diciembre de 2015

Los 10 artículos más leídos del 2015


Ya sólo faltan horas para que el año 2015 se acabe y tengo ganas de destacar los 10 artículos más leídos durante el año. Aunque toqué diversos temas, me centré mucho en lo que ocurre en Venezuela, lo cual es obvio porque vivo ahí.

Los artículos -del más leído al menos leído- son:
  1. ¿Es contradictorio el veganismo?  
  2. Preguntas que le hacen a un ateo 
  3. La Guyana Esequiba no es venezolana
  4. El capitalismo amigable: "Estados socialistas"
  5. Rebelarse vende 
  6. "Pedí tu apoyo y no me lo diste" 
  7. EE.UU. y Venezuela: Psicópatas vs Suicidas 
  8. Las Otras Putas (Video) 
  9. Mi Viaje a Medellín: Ciudad de la Eterna Primavera 
  10. Contradicción Socialista y Bolivariana en el Esequibo
La cosa por la que estoy más agradecido de este año que nos deja es haber podido viajar a Medellín y conocer a un gran amor.

¡Les deseo a todas y todos un feliz año 2016!

20 de diciembre de 2015

"Pedí tu apoyo y no me lo diste"

En Internet circula un fragmento de video donde el presidente venezolano, Nicolás Maduro, ante los resultados electorales de las elecciones parlamentarias, declara lo siguiente:
...yo quería construir 500 mil viviendas el próximo año. Ahorita lo estoy dudando. No porque no pueda construirlas, porque puedo construirlas. Pero te pedí tu apoyo y no me lo diste”. 
Tenía curiosidad si la frase estaba descontextualizada o si posteriormente hacía una corrección de lo dicho, así que investigué y me calé varias horas de video para conseguir un mejor contexto de lo que dijo. Así que dejo un video un poco más largo para que cada quien saque sus propias conclusiones:


 El video original es del programa Nº50 de "En Contacto con Maduro" (disponible aquí), que dura casi 5 horas. (La famosa frase se encuentra a partir de la 1 hora con 45 minutos)

La frase también ha suscitado algunos memes:


La ironía es más que obvia, y más todavía cuando en dicho programa anuncia la privatización de ANTV y AN Radio, lo cual perjudica la antigüedad, jubilación y beneficios de los trabajadores de dichos entes [1], pero poco importa eso siempre y cuando no estén al orden de los "neoliberales".

Notas:
1) "ANTV y AN Radio están en un limbo legal". Disponible por:
 http://www.el-nacional.com/escenas/ANTV-AN-Radio-limbo-legal_0_758924131.html

13 de diciembre de 2015

¿Qué significan las Elecciones Parlamentarias en Venezuela?

El rostro de Diosdado Cabello, el segundo hombre fuerte del PSUV y presidente saliente de la Asamblea Nacional, lo dice todo.
Antes de las elecciones parlamentarias de Venezuela, no me había reído tanto de una paliza desde la que recibió Brasil de parte de Alemania en el Mundial de Fútbol 2014.

La oposición venezolana obtuvo 112 escaños en el Parlamento, lo cual es más del doble de lo que obtuvo el oficialismo (55 escaños). ¿Pero ésto que significa? El mensaje que envía la población al Gobierno Nacional parece ser claro: "Rectifica, porque lo estás haciendo mal y estamos dispuestos a votar por cualquier loco antes de que esto siga igual".

No necesariamente ahora la mayor parte de la población se encuentra del lado de la oposición, sino que incluso quienes se identifican como chavistas no están contentos con la situación socio-económica actual, y por lo tanto, votaron en contra o se abstuvieron de ir a votar. Esto quiere decir que pesar de todo el ventajismo, del cambio de las reglas electorales, de intensa y millonaria campaña electoral, inclusive, de los programas sociales que poseía el oficialismo, eso no les sirvió de nada para ganar votos. La población, probablemente, ha madurado y eso es positivo, ya que no puede ser comprada tan fácilmente, y más que una nevera o un televisor nuevo, prefiere una gestión eficiente, alguien que resuelva los problemas.

En las elecciones presidenciales de 2013, Nicolás Maduro ganó con apenas el 50,61% de los votos, que se traduce en 7.587.579 de votos. Como diría Chávez: una victoria pírrica. Y siendo tan mala la situación económica actual, se hacía evidente que el PSUV ("Partido Socialista Unido de Venezuela", partido del oficialismo) no podía tener más votos que esos obtenidos en 2013. Y así fue, obteniendo 5.599.025 votos (32.93% de los votos). Mientras tanto, la MUD ("Mesa de la Unidad Democrática", coalición de partidos de oposición), en las presidenciales de aquel entonces obtuvo 7.363.980 votos, y para las recientes parlamentarias obtuvo 7.707.422 votos  (56,2% de los votos), lo que significa un aumento de casi 400.000 votos. Analizando estas cifras, se podría inferir que algunos chavistas ejercieron el voto castigo, sin embargo, lo que castigó realmente al oficialismo fue la abstención entre sus filas, perdiendo casi 2 millones de votos desde la pasada elección presidencial. Sin embargo, el oficialismo sigue siendo una fuerza política muy importante, ya que los 5.599.025 de votos obtenidos por el PSUV son la base dura que votará siempre por el chavismo (al menos por ahora).

Aunque Maduro reconoció los resultados, tal y como había prometido antes de la campaña, el análisis realizado públicamente por el gobierno ha sido terrible y -seguramente- contraproducente para ellos mismos. El oficialismo ve la derrota como una victoria de la "guerra económica" y la manipulación de la derecha. Lo cual es una manera elegante de decir que la mayoría de la población es bruta e ignorante, lo cual no capta votos. La verdad es que, por primera vez, la oposición no tuvo que hacer nada para ganar. Su campaña a nivel mediático fue poca en comparación con la campaña oficialista, carecían de propuestas e, inclusive, escuché a personas de la oposición decir que votaron por un candidato cuyo nombre nunca habían escuchado. Como reconoció el mismo Henrique Capriles: la oposición no ganó por su propio mérito, ni por liderazgo, ni propuestas, sino porque el gobierno ha sido ineficiente en resolver los problemas de la gente(1).

A partir de este momento, el principal objetivo del gobierno debería ser resolver los problemas económicos y sociales que persisten en el país, de lo contrario, en los próximos años se verá el fin del chavismo como lo conocemos.

Sin embargo, el gobierno también gana algo con esta derrota, que no solamente es la capacidad de recapacitar y mejorar, sino que también la derrota demuestra, tanto a nivel interno como internacional, que respetan la democracia. De esta manera, se hacen más difíciles los procedimientos internacionales, tales como la Carta Democrática Interamericana y la propuesta de Mauricio Macri (recién estrenado presidente de Argentina) de aplicar la cláusula democrática del Mercosur (2). A nivel interno, la victoria relaja la tensión de las bases opositoras, y por lo tanto, menos propensas a protestar o tomar acciones de calle en contra del gobierno. Esto quiere decir que también hay perdedores dentro de la oposición: los que proponían las protestas -en lugar de las elecciones- como manera de salir del gobierno. Inclusive, los resultados demuestran a la oposición y al público internacional que el sistema electoral es fiable. De hecho, si yo fuera paranoico, diría que la victoria de la oposición fue un fraude provocado para mejorar la imagen del oficialismo... Pero no creo que ellos sean tan inteligentes para ello.

Con esto me adentro al futuro: para la oposición el haber ganado la Asamblea no quiere decir que pueden hacer lo que quieran. El oficialismo sigue en control de los demás poderes públicos. Las leyes que pretenda promover la oposición pueden ser vetadas por el Presidente o pueden ser declaradas inconstitucionales por parte de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). El mayor inconveniente para el oficialismo sería a la hora de la aprobación de presupuestos y créditos adicionales, así como una mayor contraloría y seguimiento de dicho dinero. También, lo más esperado pudiera ser que la Asamblea convoque un referendum revocatorio al Presidente, que pudiera ser para el año próximo, pero lo veo poco posible (Mi apuesta es para el año 2017). Para ello la oposición necesita un candidato claro, y no lo tiene. Pudiera ser Capriles nuevamente, pero pudiera no serlo. A la oposición le conviene pensar en reformas y no en sacar a Maduro, e inclusive, pudieran reformar o enmendar la Constitución para acortar el periodo presidencial. La oposición tampoco es un grupo homogéneo, y aunque los partidos opositores se hayan aliado en contra del PSUV, no quiere decir que estarán siempre de acuerdo en todos los temas, por lo cual muy seguramente ocurran muchas negociaciones y debates dentro de la oposición.

El miedo que tienen las bases duras del oficialismo es que la oposición pudiera eliminar los programas sociales y otros beneficios sociales que ha promovido Chávez, tales como las misiones. Si consideramos que la oposición son personas racionales, es poco probable que tomen medidas muy impopulares, debido al costo político que de ello vendrá. Si algún día la oposición quiere llegar al poder, saben que no pueden meterse con la misiones sociales y otros beneficios. Sin embargo, lo más probable es que incurran en medidas económicas que dejen contentas a las empresas y a la vez no le hagan perder votos. En el último año el gobierno nacional tomó medidas no muy populares, tales como la Operación de Liberación del Pueblo, llamadas OLP, que son peligrosas operaciones policiales dentro de los barrios que recuerdan a las antiguas operaciones policiales donde se violaban los derechos humanos; la deportación y satanización de colombianos en la frontera; el cierre de la frontera con Colombia que afectó la actividad económica en la frontera; inclusive, la minimización del problema económico con comentarios tales como "hacer cola es muy sabroso" o "no hay papel higiénico, pero hay patria", todo ello le pasó factura al oficialismo.

En lo personal, de fondo, ganase quien ganase, es lo mismo. Siempre he visto a la oposición y oficialismo como 2 caras de la misma moneda. La diferencia es que te joden con cosas distintas, pero te van joder igual.

Notas:
1) Telesur. "Derecha reconoce que la MUD no resolverá la situación económica". Disponible por aquí
2) El Universal. "Macri solicitará en Mercosur aplicar cláusula democrática contra Venezuela". Disponible por aquí

2 de diciembre de 2015

Mi viaje a Medellín, Ciudad de la Eterna Primavera

Su servidor en el Parque Biblioteca San Javier. La Comuna 13 de fondo.
Durante las últimas 2 semanas del mes de Noviembre de 2015, estuve de visita en la ciudad de Medellín, Colombia. Es una ciudad hermosa, ubicada en el centro de Colombia, capital del departamento de Antioquia, a casi 1500 metros sobre el nivel del mar. Elegida como la ciudad más innovadora del mundo (año 2013), es considerada la segunda ciudad del país, después de Bogotá.

Tengo varios temas del que hablar así que, como diría Jack El Destripador, vayamos por partes:

Ruta y Viaje:

Realicé el vuelo a través de la aerolínea Avior, que cubre la ruta desde la ciudad de Valencia (Venezuela) hasta Medellín. Es algo decepcionante para un caraqueño como yo que no haya vuelos directos entre Caracas y Medellín, y es muy agotador trasladarse de Caracas a Valencia (aprox. 2 horas en bus) y, por sobre todo, aguantarse el protocolo en el Aeropuerto Arturo Michelena. Si algún venezolano quiere utilizar esta ruta, debe tener en cuenta que los taxis son muy costosos en Valencia: tan sólo del terminal al aeropuerto me cobraron Bs. 1500.

El Aeropuerto Internacional Arturo Michelena es pequeño y no muy acogedor. Dispone de un Banco Bicentenario y cajeros automáticos. El check-in por parte de Avior fue lento y el vuelo se demoró una hora. Es necesario llenar una planilla que se entrega a Migración. La sala de abordaje no dispone de pantallas que indiquen el status de los vuelos, por lo que nos enteramos que el vuelo estaba retrasado porque había pasado la hora y no nos llamaron. Es intensa la revisión por parte de la Fuerza Armada venezolana, siendo revisado antes de llegar a Migración, haciendo todo tipo de preguntas (incluso las mismas preguntas por cada diferente funcionario que me encontraba), y otros controles como el detector de metales y rayos X al equipaje (y quitarme los zapatos mientras tanto); pero también fui revisado nuevamente antes de abordar el avión.

El vuelo dura aproximadamente 2 horas. La atención por parte de la tripulación fue buena y cordial. Me reí internamente mientras las azafatas explicaban como utilizar los salvavidas cuando no hay ningún mar en el camino (Si se cae el avión necesito un paracaídas, no un salvavidas).

El Aeropuerto Internacional José María Córdova está ubicado en Río Negro, aproximadamente a hora y media de Medellín. Esto es importante tenerlo en cuenta, porque es necesario pagar un taxi o bus para llegar Medellín (el costo del bus es aproximadamente 3 o 4 dólares), y más para los venezolanos que no tenemos facilidad para disponer de divisas en efectivo. El Aeropuerto es moderno y bonito, dispone de casas de cambio y diversas tiendas.

En el día de regreso, el check-in fue rápido y sencillo. Debí pagar aproximadamente 65 dólares por concepto de tasa aeroportuaria, así que los venezolanos que tengan planeado viajar a Medellín para "raspar el cupo" les advierto que no es un destino rentable (Nadie me explicó que realizar cualquier transacción en un cajero automático, incluso una consulta o una operación fallida, cuesta 5 dólares). No hubo gran revisión por parte de las autoridades colombianas en el Aeropuerto José María Córdova. No puedo decir lo mismo del Aeropuerto Arturo Michelena, ya que al llegar a Valencia, las autoridades me hicieron perder 30 minutos en una inútil revisión corporal (a través de una máquina de rayos x). También, es necesario entregar una planilla en Migración y otra planilla del SENIAT (Institución venezolana de aduanas e impuestos). Es decir, odio y satanizo completamente al aeropuerto de Valencia... o por lo menos a las autoridades.

Clima y Geografía:

El clima y la geografía es tal que me sentía en casa. El clima tropical es muy similar, siendo un poco más templado en Medellín. Inclusive, al igual que Caracas, Medellín está rodeado de montañas. A diferencia de Caracas, construida de oeste a este, Medellín se construyó de norte a sur, siguiendo el curso del río Medellín (Caracas sigue el curso del río Guaire). No son tan grandes las diferencias entre Medellín y Caracas en términos climáticos, por ello ambas ciudades comparten el título de la "Ciudad de la Eterna Primavera".

Estos últimos meses del año suelen ser lluviosos en Medellín, pero pude disfrutar de la ciudad en todas sus facetas climáticas: fuerte lluvia y días soleados.

Comida, Cultura y esparcimiento:

Pueblito Paisa con alumbrados navideños
Mi primer choque cultural fue la arepa: ¿Cómo es eso de que las arepas son tan delgadas y no las rellenan? De todas maneras sabía delicioso, pero como oriundo de Venezuela es mi deber quejarme. No tuve realmente ningún problema con la comida, más bien, el colombiano es muy generoso con la comida y la bebida. Si al pedir un vaso de jugo te dan una jarra, eso, querido lector, es generosidad y probablemente poca conciencia de que los recursos son escasos. Un almuerzo puede costar entre 3 y 7 dólares, lo cual es relativamente económico (al menos desde la óptica de un venezolano que vive una gigantesca inflación).

Mi segundo choque cultural fue ir al supermercado: poder ver en los anaqueles el champú, jabón, leche, harina PAN (harina de maíz), papel higiénico y demás productos que son escasos en Venezuela me provocaba un lamento en el alma. Lo primero que me preguntaba la gente era si lo que decían los medios de comunicación sobre la escasez en Venezuela era verdad y cómo hacemos para lidiar con ello. También aprendí que es muy difícil explicarle a un extranjero lo que es el control de cambio de divisas y que existan 4 tasas del dólar.

Los medellinenses, o paisas, como ellos prefieren llamarse, son personas amables y con buen trato al público y al extranjero. De hecho, Medellín es muy visitada por turistas internacionales, que vienen a ver todas las innovaciones de inclusión social que ha realizado la ciudad en los últimos años. Casi todos los paisas me preguntaban: "¿Ya se amañó?". Lo cual quiere decir que si ya me adapté y me siento a gusto. Esa es definitivamente la palabra que más me ha gustado del lenguaje coloquial de los colombianos.

Algo que me fue muy notable es la cultura ecológica en muchos espacios públicos y privados de la ciudad, y en muchas esquinas eran visibles los contenedores de reciclaje de vidrio, papel y plástico.

Lo mío no es la vida nocturna, pero salir del cine a las 11 pm en Caracas se siente muy inseguro, en cambio en Medellín es normal. Sólo en el centro de la ciudad los paisas pueden percibir inseguridad, pero en el resto de la ciudad todo se percibe muy seguro. A diferencia de Caracas, en Medellín hay vida después del atardecer.

Pude visitar los siguientes lugares:
Todos esos lugares los recomiendo altamente. Y sin embargo, debido al tiempo me faltó visitar:
Esos no los pude visitar, pero me los recomendaron sin dudas.

Transporte, Infraestructura y Servicios:
Escaleras eléctricas ubicadas en el
barrio Las Independencias de la
Comuna 13 de Medellín.

Lo que ha catalogado a Medellín como una ciudad innovadora ha sido su infraestructura y el transporte, que ha llevado una mayor inclusión a las zonas más pobres de la ciudad. Y el hecho de ver carteles con frases como "Medellín Innovation" indica que los paisas se sienten muy orgullosos de ello.

El metrocable, el metroplus, los parques biblioteca y las escaleras eléctricas de la Comuna 13 son algunas de esas innovaciones de la ciudad. Por ejemplo, Medellín fue la primera ciudad en el mundo en implementar el sistema de teleféricos como medio de transporte público, atendiendo las necesidades de transporte de algunos de los sectores menos favorecidos de la ciudad e integrando algunas comunas o áreas de difícil acceso con el Metro de Medellín. Las que a mi parecer resultan más interesantes son las escaleras eléctricas de la Comuna 13, primeras en Colombia y en el mundo, y toda una rareza para algo que normalmente se ve en centros comerciales y otros lugares de lujo. Dichas escaleras reemplazaron 350 escalones de concreto, evitando las largas subidas de los habitantes.

Todas estas innovaciones en los barrios más pobres de la ciudad ha generado una polémica forma de turismo en Medellín: turismo de pobreza. Muchos lugareños no se sienten a gusto con estos turistas, porque se sienten como animales en un zoológico en su propio hogar, también proyectando una mala imagen de la ciudad. Sin embargo, todos reconocen que estos proyectos sociales y el turismo han beneficiado a la comunidad, tanto económicamente como en infraestructura.

La ciudad cuenta con buenos servicios públicos. La luz y el agua "no se van", al menos no durante mi estadía. Inclusive, otro choque cultural que presencié fue que los paisas beben el agua directamente del chorro, lo que demuestra el nivel de confianza que tienen en sus servicios públicos (Yo no hago eso ni loco en Caracas). El servicio de internet es rápido, y es posible ver videos HD en Youtube y en Netflix sin ningún problema. Hay Wi-Fi público en diversos puntos de la ciudad, en especial lugares turísticos, centros comerciales y universidades.

En cuanto a transporte los paisas utilizan mucho el metro (incluyendo el metrocable y el metroplus), los "colectivos" (buses y busetas) y los taxi. Los precios del transporte pueden ir desde 30 centavos de dólar (en los transporte del sistema metro) hasta 6 dólares (En distancias muy largas en taxi [Los taxis se encuentran regulados y el precio lo fija un taxímetro]).

Me llamó mucho la atención una empresa llamada EPM (Empresas Públicas de Medellín), dado que se encuentra en diversas industrias de la región, especialmente aquellas relacionadas con los servicios públicos, tales como la electricidad, el agua, el gas, inclusive desarrollan proyectos hidroeléctricos, tienen filiales en telecomunicaciones, tienen tantos proyectos e intervienen en tantas cosas que lo comparo con la Corporación Umbrella, creadora de los zombies en Resident Evil. Así que, estoy bastante seguro, si los zombies nos llegan a invadir, será por culpa de la EPM o Google.

Conclusión

Lo pongo simple, como dice el comercial: "el riesgo es que te quieras quedar". Y así sucedió, me hubiese gustado quedarme más, he incluso considero seriamente irme a vivir allá.

Debo dar un especial agradecimiento a María Elizabeth Del Río y su hermosa familia, quienes me acogieron y me hicieron sentir en casa. Así que sí, me amañé.

11 de octubre de 2015

El anarquismo en las Relaciones Internacionales


Para explicar porqué un Estado (país o gobierno) hace aquello o lo otro, a nivel internacional, los analistas internacionales recurren a diversas teorías o paradigmas.

En relaciones internacionales, se suele afirmar que el sistema internacional es anárquico dado que no existe un gobierno mundial que obligue a los países a actuar o a comportarse de una manera determinada. Aunque se suele usar la palabra "anarquía" como sinónimo de "caos", los teóricos de las relaciones internacionales no califican realmente de caótico al sistema internacional, sino que sencillamente indican que el mismo carece de "líderes" o de "gobierno" por encima de todos los demás. Sin embargo, para un anarquista hecho y derecho, esto no es anarquía.

Primero que todo, hay que tener en cuenta en concepto de anarquía. La palabra anarquía proviene del griego anarchía (prefijo an, que significa ‘no’ o ‘sin’, y sustantivo archós, que significa ‘dirigente’, ‘soberano’ o ‘gobierno’) y sirve para designar aquellas situaciones donde se da la ausencia de Estado o poder público volviendo inaplicable el monopolio de la fuerza sobre un territorio. Del otro lado, el anarquismo es una teoría política que propugna la abolición del Estado y cualquier forma de poder, autoridad o control social, bien sea político, económico, social o religioso, considerándolas como innecesarias, injustas y nocivas. En lugar del Estado, el anarquismo propone una organización social sin líderes o jerarquías, también llamada organización horizontal, como una manera de lograr una libertad e igualdad plena, que a su vez debe garantizar el orden social.

De esta manera, la teoría anarquista de las relaciones internacionales señala que los conflictos internacionales existen porque los Estados existen. Esto no es difícil de argumentar, dado que el derecho internacional define la guerra como un "conflicto armado entre Estados", es decir, si no existen Estados, no puede existir la guerra. ¿Así de sencillo? Así de sencillo.

Como este artículo no puede ser tan corto, voy a divagar un poco más. Volviendo al inicio, un anarquista no puede considerar el sistema internacional como anárquico, en cuanto todavía persisten la existencia de Estados, autoridades y jerarquías. Así, la única diferencia entre el sistema nacional y el sistema internacional, es que en el internacional no hay predominio de una única autoridad, sino de varias que compiten entre sí por ese predominio. De esta manera, el sistema internacional sería más oligárquico que anárquico, e inclusive, el hecho de que las grandes potencias sean las que lleven las riendas de los esquemas multilaterales de integración y cooperación (Naciones Unidas, Unión Europea, Fondo Monetario Internacional, CELAC, etc), nos indica la certeza de esta percepción.

De esta manera, el anarquismo no se encuentra en total desacuerdo con la teoría realista de las relaciones internacionales, que señala que la política internacional es la lucha por el poder, donde cada Estado vela por sus propios intereses. El realismo se basa en el pensamiento de Nicolás Maquiavelo, principalmente en su obra "El Príncipe", y de Thomas Hobbes, en "El Leviatán", donde señalan que la naturaleza humana es cruel, egoísta y busca sus propios intereses. Sin embargo, la diferencia entre el anarquismo y la teoría realista es que la primera busca una solución al problema y la segunda sólo lo explica. De no existir Estados, los conflictos internacionales son automáticamente nulos. Ello implica que el anarquismo es una propuesta mundial, donde para ser factible deben desaparecer todos los Estados del mundo. Inclusive, el anarquismo reta la lógica tradicional, puesto que si se considera que la naturaleza del ser humano es cruel y egoísta, eso da más razones para rechazar la autoridad investida en una o varias personas.

También, aunque el anarquismo se pueda clasificar de izquierda, no siempre comulga con las teorías marxistas, que son otro marco teórico que permite explicar los conflictos internacionales, así como las razones del subdesarrollo, sustentándose principalmente en el hambre de las potencias capitalistas por materias primas y nuevos mercados. La teoría marxista del imperialismo y la teoría de la dependencia, suelen encasillarse en esquemas duales: centro-periferia, Norte-Sur, Occidente-Oriente, y que para algunos de sus teóricos pareciera significar "Buenos Estados" vs "Malos Estados". Aunque sirven para explicar la realidad, para el anarquismo ningún Estado es víctima, ni tampoco apoya a pequeños Estados oprimidos frente a grandes Estados opresores. Quizás Palestina sea un Estado oprimido ahora, pero en el futuro podría ser un Estado opresor. Esto quiere decir que para el anarquista todo Estado es, por antonomasia, opresor, sin importar el tinte ideológico que sea.

Las teorías realistas y marxistas se enfocan en el Estado, mientras que la teoría anarquista se enfoca en los individuos y en la colectividad. Los Estados modernos, a partir del siglo XIX, generaron una religión llamada "nacionalismo", que adora la divinidad de la patria. Para el anarquista, el Estado es una ficción humana no muy diferente de la religión, que también tiene el propósito de separar a la humanidad: si la religión separa en cristianos, musulmanes, judíos, etc, entonces los Estados separan en chinos, franceses, egipcios, mexicanos, etc. Así, para el anarquista, que se considera luchador contra la mentira, las fronteras deben ser abolidas. Se considera que "La tierra es de quien la trabaja o vive en ella", y no es un producto histórico, hereditario, contractual o legal; o lo que es lo mismo, la tierra no es de nadie. El nacionalismo tendría como fin servir a los intereses de los poderosos, en tanto moviliza a las masas a enfrentarse contra otro grupo humano por el mero hecho de que viven del otro lado de la frontera y, por lo tanto, se consideran diferentes a nosotros. Inclusive, Karl Marx lo explicaba mejor:
"La lucha de la clase obrera no tiene nada que ver con los intereses nacionalistas. El proletariado no defiende la creación de nuevas fronteras, sino su abolición; no defiende los privilegios de un territorio frente a los demás, sino la solidaridad y la unidad de clase frente a todas las divisiones; no pretende una distribución más equitativa de los beneficios, sino la abolición de la ley del valor, la subordinación de la producción a las necesidades humanas: «De cada cual según su capacidad; a cada cual según su necesidad»".
De esta manera, al igual que en comunismo en el siglo XIX, el anarquismo se autodenomina "internacionalista" o, inclusive, "apátrida", como un movimiento mundial que intenta unir a todos los pueblos del mundo bajo el principio del apoyo mutuo. Posteriormente, en el siglo XX, los socialistas y comunistas marxistas se apartarían de dicho sendero, bajo la tesis del socialismo en un sólo país, e inclusive defendiendo, irónicamente, principios de la derecha conservadora, como la soberanía y el nacionalismo, especialmente en América Latina.

Finalmente, se encuentra la relación entre el anarquismo y la teoría de juegos. La teoría de juegos es un área de la matemática que a partir del uso de modelos estudia las tomas de decisiones y las interacciones de los individuos o grupos. Si algo se concluye de los modelos teóricos de la teoría de juegos es que la cooperación proporciona más beneficios que la competencia, al menos al largo plazo. Por ejemplo, desde el punto de vista evolutivo, si la humanidad no hubiese cooperado entre sí la especie se habría extinto hace mucho tiempo[1], puesto que somos físicamente débiles en comparación con otras criaturas. De esta manera, el apoyo mutuo no es un lujo moral, sino una necesidad para nuestra propia supervivencia, y mientras existan los Estados y las diversas formas de autoridad y sumisión, no puede garantizarse la cooperación.

El anarquismo es, de esta manera, la comprensión de que la cooperación nos beneficia a todos. La naturaleza humana no es cruel ni bondadosa, sino racional e irracional, y es apelando a la racionalidad en la que el anarquismo hace su propuesta.

Notas:

22 de agosto de 2015

¿Es contradictorio el veganismo?


Encuentro que el veganismo es una postura muy loable y admirable, pero no la apoyo. Hace algunos días atrás estuve debatiendo con un vegano de la página de Facebook Memes Veganos, quien tras un par de días no me aguantó y me bloqueó de la página. Sí, ¡Que sensible! Y es que después defender a un carnívoro que hizo un comentario estúpido pero cierto, me puse a indagar algunas contradicciones ético-filosóficas dentro del veganismo.

En primer lugar, todo comenzó cuando un usuario señaló que: "¿Acaso creen que los animales herbívoros no matan?". Lo cual es bastante cierto, ya que hay animales vegetarianos que matan otros animales de su misma o diferente especie, ya no para conseguir alimentos sino para protegerse a sí mismo, sus crías o sus territorios. Sin embargo, algunas reacciones, tanto por el resto de los usuarios como de los admin, fueron de burla y desprecio. Algo que podría decir en defensa de los admin es que los "trolls" siempre existen y que sólo tienen la intención de molestar sin aportar nada, y ello lleva a los admin a responder de esa manera. De todas maneras, ello no justifica los descalificativos personales.

Primero que todo, debemos definir el Veganismo:
"práctica de abstenerse de la utilización y consumo de productos y servicios de origen animal. Dicha práctica se realiza por una razón ética que rechaza la condición de mercancía de los animales no humanos debido a su condición de seres sensibles o sintientes".[1]
Hay dos posturas distintas en las que los veganos pueden fundamentar -redundantemente- su veganismo: una lógica y una ética. La postura ética es la más sencilla: no matar, explotar o abusar de otra criatura animal. Sin embargo, la postura lógica presenta más complicaciones. En ésta, el vegano fundamenta su decisión buscando el menor impacto posible en el ambiente y los animales. De esta manera, se decide vegano porque la agricultura tiene un menor impacto en el ambiente que la ganadería u otras actividades económicas que implican la explotación animal. Ambas posturas presentan sus contradicciones e, incluso, aunque no completamente opuestas, son contradictorias entre sí.

Un vegano que se sostiene bajo una premisa ética se siente terriblemente ofendido cuando les dices: "¿Y las plantas no son seres vivos también?". Las plantas, sin lugar a dudas, son seres vivos y, aunque incapaces de sentir, algunas plantas han desarrollado venenos, espinas y otros mecanismos de defensa que nos indica que su intención como organismo es seguir viviendo (Inclusive, quizás, si la humanidad lo permitiera, las plantas podrían evolucionar para no ser comestibles por los humanos). Sin embargo, aquí el vegano cambia su fundamento ético por uno lógico: "Las plantas son comestibles porque no son capaces de sentir dolor" (ya que carecen de sistema nervioso central). De esta manera, el vegano, al justificarse de manera lógica, también admite la posibilidad de consumir alimentos animales que se hayan obtenido sin infringir dolor o muerte. Por un lado, hay organismos animales sin sistema nervioso central, como las esponjas de mar, la cuales por medio de esa lógica sería válido comer para un vegano o, inclusive, también los huevos de aves y fetos de mamíferos serían comestibles antes de que el embrión desarrolle su sistema nervioso central. También, esto abre paso a la muerte humanitaria en los animales, es decir, provocar la muerte a un animal de manera indolora para, en este caso, el consumo alimenticio, o inclusive, modificar genéticamente a los animales para que carezcan de capacidad sensitiva.

Es decir, si la fundamentación es ética, hay una contradicción porque los únicos que seres vivos que pueden producir su propio alimento son las plantas (mediante la fotosíntesis), el resto de los seres vivos debemos adquirir los nutrientes y energía a través de la ingesta de otros seres vivos, ya sean plantas o animales... Hay que matar a otro ser vivo. En cambio, si la fundamentación es lógica, el vegano debe admitir la posibilidad de ingerir o utilizar algunos productos animales que se puedan haber obtenido sin muerte, dolor o explotación. De esa manera, el veganismo pierde su sentido.

Inclusive, el estilo de vida más apropiado y ecológicamente sustentable, sería el estilo de vida de los pueblos indígenas que se dedican a la caza y la recolección, y no el estilo de vida vegano (La agricultura requiere grandes extensiones de tierra que, irónicamente, afectan negativamente al mundo animal). Para ilustrar más el panorama, de acuerdo a una teoría anarco-primitivista, el origen de los males sociales de la humanidad nació con la agricultura. Cambiar de un estilo de vida nómada a uno sedentario, llevó al ser humano a controlar el ambiente que le rodea, lo que lleva a la explotación de recursos naturales. El excedente de la riqueza que conlleva el estilo de vida sedentario que promueve la agricultura, llevó a que exista la pobreza, la segregación, las guerras y entre otros males que sólo existen en la especie humana. De ahí que la propuesta anarco-primitivista sea volver a la edad de piedra, volver a la economía de la caza y la recolección, dejando de lado la agricultura y la ganadería que, para ellos, genera más problemas que soluciones. Personalmente, no estoy muy de acuerdo a ello, ya que el mal está hecho y 7 mil millones de almas no se pueden alimentar solamente por la caza y la recolección. Sin embargo, esa es una teoría que nos lleva a comprender que todo lo que hacemos tiene un impacto, inclusive el estilo de vida vegano.

En este sentido, se han buscado otras propuesta para la alimentación de toda la población humana con bajo impacto ambiental. Por ejemplo, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), ha instado a la gesta de insectos para reducir el hambre, dada las superiores ventajas de la cría de insectos en el impacto ambiental[2]. También, hay laboratorios trabajando en el cultivo de carne, que es aquella carne animal que no proviene directamente del cuerpo de un animal, sino que ella proviene del cultivo de las células musculares extraídas previamente de animales[3].

Para mi, la fundamentación ética y lógica no serían las más apropiadas para el veganismo. La fundamentación debería ser de tipo volitiva: como lo que como como una expresión de mi individualidad y mi libertad. Es decir, "yo como así porque me da la gana". En mi debate con los admin de Memes Veganos, noté su gran necesidad de justificar lógicamente su postura, y en consecuencia, ellos pensaron que yo intentaba justificar la mía. No es así, al menos en lo personal, no tengo necesidad de justificar lo que como, más que el hambre y lo delicioso que saben algunas comidas. La fundamentación volitiva es más fácilmente de justificar y más difícil de criticar, pues si yo quiero comer caucho, vidrio o plástico, eso forma parte de mi libertad de pensamiento, al libre desarrollo de mi personalidad e, inclusive, al derecho a la cultura. Es más útil convertir el veganismo en un derecho humano que en una imperiosa necesidad lógica-ética. Sin embargo, eso no debe ser del gusto para los veganos, porque también justifica la dieta omnívora.

En conclusión, el problema no radica en lo que comemos, sino en el sistema en el que vivimos, que nos lleva a la explotación de los recursos naturales y animales. Debemos migrar a una economía auto-sustentable (producir nuestras propias comidas en casa), que no sólo garantice nuestra supervivencia sino también la de las generaciones futuras.

NOTAS:
[1] Wikipedia. "Veganismo". Disponible por: https://es.wikipedia.org/wiki/Veganismo
[2] FAO. "La contribución de los insectos a la seguridad alimentaria, los medios de vida y el medio ambiente". Disponible por: http://www.fao.org/docrep/018/i3264s/i3264s00.pdf
[3] Wikipedia. "Carne Cultivada". Disponible por: https://es.wikipedia.org/wiki/Carne_cultivada

15 de agosto de 2015

Contradicción socialista y bolivariana en el Esequibo


Recientemente, entre Venezuela y Guyana se ha dado un impase diplomático por un territorio denominado "Esequibo". Hay varios factores históricos en los que Venezuela hace su reclamo (ver aquí), pero el mismo raya principalmente en contradicciones a nivel ideológico por parte del gobierno Bolivariano y Revolucionario.

Uno de los fundamentos de la reclamación venezolana es la usurpación del territorio por parte del Imperio Británico. Sin embargo, en el Esequibo se dieron dos usurpaciones: La realizada por el Reino Unido a Venezuela y la realizada por España a los pueblos indígenas (usurpación que heredó Venezuela). Si la colonización de facto de Inglaterra en el Reino Unido es motivo de reclamación territorial por parte de Venezuela, ¿entonces la colonización de facto de España es motivo para que los pueblos indígenas reclamen como propios los territorios usurpados y conformen uno o varios países independientes (hay alrededor de 50 pueblos indígenas en Venezuela)? De esta manera, la primera contradicción es la defensa de la "soberanía" en contraposición a la defensa de los derechos de los pueblos originarios, que evidentemente no tendrán la anuencia del gobierno nacional para conformar su propio país.

Con esta idea entramos a la segunda contradicción ideológica: Para la izquierda "la tierra es de quien trabaja" (Emiliano Zapata). Así, la tierra no es un objeto del derecho, y el uso, ocupación y permanencia está por encima de las leyes y pactos, de los cuales se suelen aprovechar los grupos dominantes para hacer valer sus intereses. Señalaba muy enfáticamente Karl Marx:
"La lucha de la clase obrera no tiene nada que ver con los intereses nacionalistas. El proletariado no defiende la creación de nuevas fronteras, sino su abolición; no defiende los privilegios de un territorio frente a los demás, sino la solidaridad y la unidad de clase frente a todas las divisiones; no pretende una distribución más equitativa de los beneficios, sino la abolición de la ley del valor, la subordinación de la producción a las necesidades humanas: «De cada cual según su capacidad; a cada cual según su necesidad»”
La tercera contradicción se encuentra en la ideología bolivariana. El sueño de Bolívar era la unión de América Latina, desde México hasta Argentina, en una misma nación. Quizás Bolívar pensaba más en Hispanoamérica, pero hoy en día toda la América Latina y el Caribe tiene metas comunes que han quedado materializadas con la creación de esquemas de integración y cooperación como UNASUR y CELAC. De esta manera, la acentuación de un problema limítrofe es un impedimento para la integración de los países, no solamente entre Venezuela y Guyana, sino también en otros casos de problemas limítrofes como los que hay entre Chile, Perú y Bolivia. Estoy bastante seguro que Hugo Chávez era conocedor e incluso promotor de las ideas bolivarianas de integración latinoamericana, pero esta vez sus "hijos" han decidido irse por otro lado.

Siempre he reconocido que es muy difícil vivir de acuerdo a lo que se cree, especialmente cuando las cosas escapan de tu control... Pero esta no es una de ellas.

31 de julio de 2015

The Time Fly

I love you so much
I will make you my world
you make the time fly
when you are on my side.

I write you these words
hoping you trust me, my love
I cannot promise the future
But I can trust you my heart

2 lunares


Son 2 lunares
los que yo quiero
los que yo pido
en estas luces.

Y una dulce brisa
que va a la plaza
donde te espero
y hay un recuerdo.

Para mi los pido
esos labios finos
que aún los siento
que aún los quiero

(Con dedicatoria a Lilibeth Pueyes [2014])

Yo aquí te espero

Yo te espero
en esta tierra
en un futuro
o hasta en la Luna.

No sé que vendrá,
ni cuanto durará,
aunque sea un segundo,
yo aquí te espero.

No veamos las horas,
veamos el ahora
y aunque nunca te vea
y aunque empiece otra historia
yo aquí te espero

En el parque Miranda

Al entrar al parque me encantó
con esa mirada me enamoró
al verlo pasear junto a mi
me hace sentir un gran placer dentro de mi

Y al almorzar junto a él,
me delató su vida
al notar que decidirá mi padre,
si me aleja de ella.

Y aquí, frente al lago, los pájaros y el viento
me hace estremecerme con sus deseos
Aquí en espacios de juego y enamorados
me hace sonreír a mi gusto.

[Co-autora: Lilibeth Pueyes]

27 de julio de 2015

Y aún la veo tan lejos

Me pasan las noches
Me quedan tus besos
Guardado en el recuerdo
De lo que fue en estas calles

Y aquí veo en el cielo
A los astros nocturnos
Mi estrella es bonita
Se jacta la luna

Más bella que ella no
Le respondo a la luna
Ella es dueña de mis sueños
Y mi apasionada locura

Y aún la veo tan lejos
Igual que a ti, bella luna
Esta noche cuando la veas
Dígale que la quiero.

[Con dedicatoria a Lilibeth Pueyes, 2014]

24 de julio de 2015

Quisiera


Me siento a pensarte,
a extrañarte, a escribirte.
Un poema a dedicarte,
ilusionarme y despojarme.

Quisiera verte,
Tocarte, besarte.
Para quererte,
cuidarte, mimarte.

Quiero llenarte de verbos,
adjetivos y gerundios,
y dejar tanto pasado participio
por un presente perfecto.

Con dedicatoria a: +MARIA ELIZABETH por su 30 cumpleaños.

Melodía de Violín


Se escucha a lo lejos
más allá del cielo,
donde nace el viento,
donde no hay frenos.

Se la llevaron lejos
y ahora escucho el sin fin
de una melodía de violín
que me recuerda que no hay viento.

Y sólo quiero cerrar los ojos
y ver lo que se llevaron lejos
y sentir que aún te tengo.
La musa que llevo dentro.

Con dedicatoria a+MARIA ELIZABETH DEL RIO SERNA 

13 de junio de 2015

La Guyana Esequiba no es venezolana


Recientemente, se ha encendido la diatriba diplomática entre Guyana y Venezuela, en el que este último país reclama casi las dos terceras partes del territorio del primero. Hay un trasfondo histórico y, por supuesto, económico, en el que Venezuela hace su reclamo. Y más allá de la ineficacia y aquiescencia de la diplomacia venezolana, Venezuela no ha hecho nada por ganarse a Guyana, o mejor dicho, a los guyaneses.

La historia empieza por allá en el siglo XIX, a principios de las guerras de independencia en América Latina. La llamada "Guyana Esequiba" fue parte del territorio español (la Capitanía General de Venezuela), y que en consecuencia pasaría a formar parte del territorio venezolano. Sin embargo, la posesión de dicho territorio era de iure (de derecho) y no de facto (de hecho), y prácticamente no existieron colonizadores españoles en la zona. Muy hábilmente, los ingleses, muy dolidos por haber sido sacados del continente por la independencia de EE.UU, entran en el territorio de la Guyana Esequiba enviando colonos, aprovechando la emergente y precaria situación institucional que vivía la recién nacida Venezuela. Así el Reino Unido creaba una especie de "cabeza de playa", similar a la realizada por EE.UU. para arrebatarle gran parte del territorio a México. A partir de ahí vinieron numerosos acuerdos y negociaciones entre la pequeña Venezuela y el Imperio Británico, una batalla de David vs Goliath, hasta que llegó la independencia de Guyana en 1966, y se invirtieron los papeles: la enorme Venezuela contra la pequeña Guyana. Lo demás es historia.

Por allá en los años 80 del siglo XX, Francisco Herrera Luque, escritor y doctor venezolano, analizaba la situación de la "Zona en Reclamación" más allá de lo diplomático:
"El problema es la gente. ¿Quién se va a ir para allá? Tu sabes como son de cómodos los venezolanos. Si ya el 75% de la población vive en las ciudades, ¿Tu crees que se va ir a vivir en la Guayana con ese calorón? Los ingleses resolvieron el problema y trajeron de África y Asia gente adaptada para vivir en los trópicos.[...] Es necesario poblar las fronteras y particularmente la Guayanesa".[1]
Las acciones de Venezuela no han ido más allá de lo diplomático, y ni siquiera han intentado convencer a la población que vive en Guyana de que ser parte de Venezuela es buena idea. Si consideras dicha región como tu territorio, tiene completo sentido proveer de nacionalidad a las personas que allí viven, y por lo tanto otorgándoles cédulas de identidad, pasaportes y de todos los derechos civiles y políticos que de ello devienen. Eso no se ha hecho. Más bien, Venezuela coloca obstáculos a los ciudadanos de Guyana, y ellos hasta necesitan de la visa para poder acceder a Venezuela. En materia de infraestructura y desarrollo económico es poca la inversión realizada por Venezuela, y ni siquiera existe una carretera que una a ambos países (habían planes de construir una en el 2009, de lo cual no encuentro referencias más recientes[2]), y para viajar de Venezuela a Guyana a través de carretera es necesario ir a Brasil, en un viaje que puede durar desde 12 a 36 horas[3].

Dicha ausencia de inversión política y económica, genera otro gran componente que imposibilita aún más la integración de la Guyana Esequiba con Venezuela: la cultura. Guyana y Venezuela son diametralmente opuestos en materia cultural: no hablan el mismo idioma (Venezuela habla español, Guyana habla inglés), no tienen la misma religión (Venezuela es mayoritariamente cristiano católico, mientras Guyana es mayoritariamente cristiano protestante, hinduísta y musulmán), no tienen las mismas costumbres y, los guyaneses, ni siquiera se sienten sudamericanos o latinoamericanos, sino caribeños. Obligar a los guyaneses a formar parte de un país del cual no quieren formar parte es una evidente violación a la llamada "autodeterminación de los pueblos" (en la cual "pueblo" debería entenderse como personas y no como gobiernos).

Tomar y dividir territorios de acuerdo a los intereses de los Estados, sin tomar en cuenta a la población, no sólo es una práctica propia de las potencias imperialistas, sino que posteriormente podrían generar graves conflictos internos. La Conferencia de Berlín de 1884 y 1885 es uno de esos ejemplos, cuando las potencias europeas se reunieron y se repartieron África, sin ningún tipo de representación africana y sin tomar en cuenta las diferencias culturales, y que son el origen de los actuales conflictos territoriales, étnicos y religiosos que se vive en África.

La posición actual del gobierno de Venezuela sobre el tema limítrofe es considerada blandengue, o hasta contradictoria, porque tanto hablar de nacionalismo y soberanía, y ha mantenido una posición muy permisiva hacia Guyana, especialmente en materia de proyectos minero-extractivos en la zona disputada. Dicen las malas lenguas que esa posición pasiva es el resultado de una petición de Fidel Castro, ex-presidente cubano, que solicitó a Hugo Chávez que bajara la voz sobre ese tema, dado que Guyana sirvió de puente para la intervención militar cubana en Angola en 1975. También, se ha considerado que el bajo tono de Venezuela tiene la intención de captar votos de los países caribeños en el sistema interamericano (OEA) y otras instancias multilaterales (ONU y CELAC). Inclusive, el verbo reciente de la Cancillería venezolana tiende a condenar más a las transnacionales que al gobierno guyanés, tratándolo como víctima de los primeros. Pero todo esto también lleva al gobierno venezolano a una contradicción existencial, dado que la Guyana Esequiba es una zona rica en recursos minerales, especialmente en hidrocarburos, por lo que les cuesta soltar dicho territorio definitivamente y probablemente ambas partes van a apostar por la intermediación de la Corte Internacional de Justicia para zanjar el problema de una vez por todas, sea el resultado que sea.

La resolución del problema limítrofe no debe ser de tipo diplomático, sino democrático. Tan sencillo como hacer una votación en Guyana para ver que piensa la gente. Pero este escenario no es bueno para Venezuela, porque es más que evidente que ellos no se sienten venezolanos. Lo que hace un país es su gente y no la tierra, es decir, Venezuela tiene que aceptarlo: La Guayana Esequiba no es venezolana.

Notas:
[1] HERRERA LUQUE, Francisco. "La historia fabulada (segunda serie)". Capítulo 141: La Guayana Esequiba. Edit. Pomaire.
[2] Venezuela y Guyana acuerdan construir carretera transfronteriza. Disponible por:  http://www.eluniversal.com/2009/07/28/pol_ava_venezuela-y-guyana-a_28A2553643
[3] Salida hacia Guyana. Disponible por: http://www.viajeros.com/diarios/caracas/salida-hacia-guyana

3 de abril de 2015

Preguntas que le hacen a un ateo


La semana pasada, créanlo o no, fui a la Iglesia (católica), obligado por compromisos familiares, como es la única manera de que vaya a un lugar de esos. Para no aburrirme, me puse a meditar durante la misa, y me percaté de que lo tratan a uno como un perro: levántate, sientate, habla, arrodillate; y si te portas bien, al final te dan una galletita con alcohol y una palmadita "de la paz".

Trabajo en el centro de la ciudad de Caracas, muy cerca de la Iglesia Santa Teresa, y en los días de semana santa vi el negocio de la venta de religión y el montón de gente vestida de morado. Parecía una marcha de uvas. En fin, en estos días he tenido diversas discusiones sobre religión y los argumentos son casi siempre los mismos.

La gente, que normalmente me ve como bicho raro cuando digo que soy ateo, siempre tiene un catálogo de preguntas sobre el tema religioso:

1. ¿Tu no crees en nada? 

Ser ateo no significa no creer en nada, significa no creer en dioses. Un ateo podría creer en sí mismo, en una tendencia política, en teorías conspirativas o en muchas otras cosas, lo único en que no cree es en seres divinos o con superpoderes.

2. ¿Quién crees que creó el mundo? ¿Un mundo tan perfecto surgió de la nada?

La pregunta está mal formulada. Cuando se usa la palabra "Quien" se presume que hay un creador y se está adelantando la respuesta. La pregunta correcta debería ser "¿Cómo se creó el mundo?", lo que permite mayor objetividad y una variedad más amplia de respuestas. La respuesta más simple es que no hubo una creación, el universo sencillamente siempre existió, al menos de acuerdo a la Primera Ley de la Termodinámica y la Ley de la Conservación de la materia, las cuales destacan que ni la materia ni la energía se pueden crear ni destruir, sino sencillamente se transforma.

Afirmar que todo tiene un creador acarrea una contradicción, al menos religiosamente. Si todo tiene un creador, entonces el creador también debe tener un creador (después de todo, algo tan perfecto como dios no puede salir de la nada). Y el creador del creador también debe tener un creador, y así sucesivamente hasta el infinito. Los creyentes solucionan este problema diciendo: "Dios no tuvo un creador, sino sencillamente siempre existió", pero si ellos afirman eso entonces yo puedo afirmar lo mismo sobre el universo: "Siempre ha existido", y tengo la ventaja de que no necesito acudir a un tercero (a Dios) para fundamentar mi afirmación.

El universo no es perfecto, ni tampoco los seres vivos. Desastres naturales, explosiones de estrellas, enfermedades, malformaciones congénitas lo demuestran. El universo y la vida son el resultado de procesos constantes en el tiempo, como lo es el Big Bang y la evolución.

Creer en dios porque "tiene que existir un creador" es también una falta de fe. Si crees en Dios tienes que creer porque sí, sin razón alguna.

3. ¿Cuando tienes problemas no acudes a Dios? 

Una amiga recientemente me hizo una pregunta: "Si tuvieras un problema con alguien en el trabajo, ¿Qué haces?". Me pareció extraña la pregunta, y respondí que probablemente lo que haría es hablar con esa persona, o en su defecto buscar la ayuda de un tercero, ya sea de un jefe o de recursos humanos. Mi respuesta no la complació, pues buscaba que yo dijera "ponerme a rezar", pero la verdad esa idea ni siquiera pasó por mi cabeza sino cuando entendí sus intenciones.

Cuando tengo un problema busco una solución. Dice un proverbio ruso: "Puedes rezar todo lo que quieras, pero no dejes de remar hasta la orilla".

Algunos son más radicales, y me dicen: "Cuando te estés muriendo, te acordarás de Dios". Eso es poco probable, además, suena como si sólo creyeran en Dios por conveniencia, porque quieren algo de él. Eso no es amor.

4. ¿Por qué no crees en Dios?

La pregunta debería ser al revés: ¿Por qué tengo que creer en dios? El estado natural del ser humano es el ateísmo, pues nacemos sin creer en dioses y somos inbuidos por la cultura, el miedo y la ignorancia a creer en seres sobrenaturales.

En mi caso, fui creyente cuando niño y después dejé de creer. Las razones fue que dejó de tener sentido, y no sólo contradicen lo que dice la ciencia, sino entre ellos mismos e, incluso, contradicen puntos éticos. Considero la religión como una fuente de prejuicios, que alimenta la ignorancia, el miedo, las divisiones, el odio y la sumisión.

5. ¿A dónde crees que vas cuando mueras?

Voy a la tierra. Tres metros bajo de ella, o quizás a un río o al mar si me creman. De todos modos estaré muerto y no me daré cuenta a donde me llevan. El ser humano es tan egocéntrico, que para vivir por siempre, se inventó la vida después de la muerte.

6. ¿No te has puesto a pensar que hay algo más grande que tú?

Sin duda lo hay. Trabajo en un organismo del Estado, es aterradoramente enorme el sistema burocrático en el que vivimos.

7. ¿Los ateos son satánicos?

Es una pregunta contradictoria. Si no creo en Dios, mucho menos en sus enemigos.


Por ahora son esas preguntas. Si eres creyente y tienes alguna pregunta que quieras hacer, bienvenido sea. O, si eres ateo y quieres compartir una pregunta que te han hecho, bienvenida también.

-------------------------------------------------------------------------------------

Otras preguntas que me han realizado a partir de este post:

Lorena Bologna pregunta:
 
Pregunta 1: ¿Alguna vez has rezado como Dios manda ? ¿Has colocado toda tu confianza en escuchar la voz de Dios ? 

Sí, de niño. Evidentemente ya no.

Pregunta 2:
¿Crees que todo en este mundo es por mera casualidad?  ¿Como me explicas el por que de las cosas? ¿Como explicas el que todo sea tan perfecto ? No consideres errores humanos para justificar tu ateismo, solo busco que me des una base logica de por que de las cosas, pues si la energia surgio de la nada, entonces Dios surgio de la nada, Dios es esa energia (esto a mi opinion)

Sí, todo es el resultado de la ca usalidad. Entiendo tu punto, pero nuestra ignorancia no es la demostración de que algo existe. Con eso dices: "Yo no sé, por lo tanto Dios lo hizo". El hecho de que nosotros no sepamos como se hizo aquello o lo otro, no quiere decir automáticamente que lo hizo alguien, más bien, quiere decir que nosotros nos tenemos que poner a investigar las razones de ello y encontrar una respuesta. Decir "Dios lo hizo" acaba con la investigación y la posibilidad de encontrar la verdad, además de ser una justificación de la flojera mental de aquellos que no quieren investigar o aprender.

No hay nada en el universo que sea perfecto, de hecho, la misma esencia de la religión abrahámica es que no somos perfectos y que necesitamos al único ser perfecto que es Dios. Sería contradictorio decir que la naturaleza es perfecta también.

Que Dios sea una energía es muy similar al taoísmo o hasta La Fuerza en las Guerras de las Galaxias. Eso podría ser posible, pero esas filosofías son más ateas que teístas, pues al ser Dios una fuerza o energía no es un dios personal. Dios es algo que te rodea, pero no es algo a lo que le rezas.






Pregunta 3:
¿Por qué dejaste de creer? 

Primero, me di cuenta de que todo el cuento religioso es absurdo. Lo noté de niño cuando en las clases de catecismo me dijeron que los dinosaurios no existieron porque según la biblia la tierra tiene apenas 6.000 años (al contrario de los dinosaurios que tienen millones de años, y no aparecen en el génesis) . Del mismo modo, rechazo la religión por una cuestión ética, mencionadas anteriormente.

Pregunta 4:
¿Cómo crees tú que eres quien eres?

Yo soy quien soy por las personas que me rodean y por las experiencias y las circunstanscias que he vivido.

16 de marzo de 2015

EE.UU. y Venezuela: Psicópatas vs Suicidas


El decreto de Obama declarando a Venezuela como una amenaza a su seguridad nacional es tanto la primera declaración abiertamente injerecista como la primera declaración de cooperación política para con el gobierno venezolano, posiblemente "sin querer queriendo".

Lo más difícil de comprender todavía es ¿Cómo Venezuela es una amenaza para la seguridad nacional de EE.UU? El decreto de Obama no aclara mucho el asunto, sin embargo, explica muy brevemente que es para "proteger las instituciones democráticas y el sistema financiero de EE. UU. de los flujos financieros ilícitos de la corrupción pública en Venezuela". Es decir, es una medida para evitar que el dinero de los fondos públicos de todos los venezolanos termine en suelo gringo por la corrupción, lo cual suena como una buena noticia para los pueblos de ambos países, con excepción de los corruptos. Sin embargo, nada más por eso es exagerado declarar a Venezuela como una amenaza a su seguridad, cuando probablemente hay mayor peligro al sistema financiero de EE.UU. con dinero proveniente del narcotráfico en otros países de América Latina. Aquí es cuando por fin tiene sentido el discurso chavista: EE.UU. está buscando abiertamente interferir en los asuntos internos de Venezuela, sin embargo, seguramente no con los métodos usuales (intervención militar y embargos).

En pleno siglo XXI, no es igual intervenir en un país americano que un país del Medio Oriente o África. Una intervención militar de EE.UU, inclusive si iniciase un conflicto interno en Venezuela, está fuera de discusión por diversos factores:

a) Tanto Venezuela como EE.UU. tienen aliados y pertenecen a organismos internacionales comunes con la suficiente influencia diplomática para evitar un conflicto armado.

b) A diferencia de Israel, el aspecto comunicacional y la opinión pública preocupa a los gobiernos de EE.UU, tal como ocurrió con la guerra de Vietnam, cuyas imágenes de horrores y masacres eliminaron por breves momentos la concepción romántica que tiene la guerra. En Irak, el gobierno de EE.UU. mantuvo el control de los medios para evitar la mala propaganda, pero en Venezuela existe no sólo una gran variedad de medios de comunicación, sino que muchos son controlados por el Estado y, además, con los celulares inteligentes casi todos tienen una cámara en su bolsillo.

c) La cuestión cultural, étnica y religiosa también influye. Es más fácil atacar un país con un sistema moral e institucional totalmente diferente al tuyo, como los musulmanes, que atacar a uno con uno similar, como Venezuela y su sistema democrático y religión mayoritariamente cristiana.

d) Además del costo político, atacar a Venezuela tiene un costo económico que EE.UU. no se puede dar el lujo de pagar. Si EE.UU. no atacó a Venezuela con un petróleo a casi 100 dólares cuando representaba un gran incentivo, no lo va a hacer con un petróleo a 50 dólares.

Con este último punto, y desmitificando la idea de un EE.UU. impaciente por invadir países para robarle su petróleo, deja de ser válida dado que EE.UU. ha dado grandes pasos para su independencia energética, y muy próximamente se convertirá en un país exportador de petróleo gracias al fracking o fracturación hidráulica del petróleo de lutitas. Es decir, es más fácil para EE.UU. producir su propio petróleo que andar invadiendo países. Si acaso, a EE.UU. le conviene más sabotear la producción petrolera venezolana para convertirse en el nuevo suplidor de la región. Es decir, un poquito de desestabilización política en Venezuela es algo que, paradójicamente, convendría a ambos actores. Para Venezuela, porque eso suele venir acompañado de un aumento de los precios del petróleo, pero estamos tan acostumbrados a una Venezuela en crisis que quizás eso no ocurra. Para EE.UU, el fracking es un proceso muy costoso y no conviene un petróleo a tan bajo precio, y si Venezuela dejara de ser el suplidor de este lado del mundo, los precios aumentarían, pero para ello sería necesario el declive de la producción petrolera venezolana.

En lo político, al gobierno venezolano la cae como anillo al dedo el decreto de Obama, porque sería la demostración de injerencia después de tantos años de discurso antiimperialista. Permite al chavismo replegarse ante la hostilidad más abierta hecha por EE.UU. en los años de "Revolución Bolivariana", que entra muy convenientemente en épocas de descontento dentro del mismo chavismo y de vísperas electorales. En EE.UU, la presión es más de tipo político, sobre todo por parte de los senadores Marco Rubio, del partido Republicano, y Robert Menéndez, del partido demócrata, pesos pesados del Congreso de EE.UU. que no son amigables a Cuba y sus amigos. Muchos ven en EE.UU. un policía del mundo, que tiene el deber de "mantener el orden" y espacir la democracia, aunque sea por la fuerza o la coerción. Apenas una minoría en EE.UU. estaría de acuerdo con intervenir o boicotear a Venezuela, por lo que esta medida es una forma de aplacar las voces más duras dentro de la política de EE.UU. hacia Venezuela. Para la oposición venezolana esta medida de Obama no es un gran apoyo, porque la oposición nunca ha ganado con la confrontación, pero ayuda a que la comunidad internacional le ponga un ojo a Venezuela, volviéndola más mediática y haciendo del gobierno venezolano más susceptible a la opinión pública. EE.UU. está calculando que al gobierno de Maduro le queda poco tiempo, quizás esperando un estallido social, y está moviendo y ajustando sus fichas de acuerdo a ello.

También, como algo curioso, ambos presidentes con este escenario obtuvieron nuevos poderes, para Maduro fue una ley habilitante aprobada hace un par de horas mientras se escribían estas palabras, y para Obama también le fue otorgada una habilitante, con la finalidad tomar las medidas necesarias (sanciones) para promover los derechos humanos en Venezuela.

Venezuela es como los suicidas, es solamente una amenaza para sí misma; mientras que EE.UU. es psicópata, una amenaza para todos menos sí mismo.

PD: Tengo muchos problemas con la velocidad de mi conexión a internet (proveído por la empresa del Estado, CANTV) desde mi casa, que muchas veces oscila entre 20 kbps y nada, por lo que me veo muy limitado para publicar tanto por aquí como por Facebook. Si no fuera porque es harto conocido la ineficacia gubernamental, diría que es una censura provocada.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...