La Historia de la Humanidad
es la historia de la estupidez Humana.

21 de noviembre de 2016

¡Son 10 años!



Justo hace 10 años empecé este blog. Mi santuario, mi fortaleza de la soledad, mi templo jedi.

Recién comenzaba la universidad cuando abrí este blog, ahora ya tengo 6 años de graduado. Inclusive, al ver el archivo del blog se puede notar como fui madurando poco a poco.

No sólo ha sido un espacio donde poder expresarme, sino también un lugar donde conocí gente increíble y también desagradable.

Ahora tengo muchas responsabilidades y ya no puedo escribir tanto como antes, pero si algo puedo asegurar es que la única manera en que abandone este blog sea cuando muera. Ahora iré coleccionando décadas.

20 de noviembre de 2016

De Profundis


"De Profundis" fue una famosa carta escrita por Oscar Wilde a quien fuese su amante, Lord Alfred Douglas, mientras cumplía su condena en la prisión de Reading por sodomía.

Esta sería una de las cartas de despecho más fascinantes jamás escrita. Pero no solamente fue eso, también reflexionó acerca de Cristo, de la naturaleza humana, el tiempo, el arte, la libertad. Para Wilde, la cárcel fue una escuela donde desnudó su alma y aprendió que el sufrimiento da la conciencia al existir.

Quisiera intentar algo similar, pero más breve (mucho más breve).

Mi blog empezó hace 10 años como un lugar donde me pudiera desahogar, pero desde que se hizo popular y mi familia y amigos lo empezaron a leer, dejé de usarlo como un espacio personal. Yo no creo en el horóscopo, pero debo admitir que me parezco mucho a mi signo, escorpio, soy reservado y no me fascina que todos conozcan mi historia personal. Lo cual reconozco es una ironía al publicarlo en internet.

Justo hace un año viajé miles de kilómetros por amor. Nunca la vi antes en persona, pero al conocerla fue como si la conociera de toda la vida. Al regresar, fue como si no la conociera para nada.

Me dolió increíblemente que, después de que yo haya hecho tan gran sacrificio sólo para ir a verla, ella no pudiera hacer lo mismo. En su momento, intenté las mil y un maneras para conocerla, desde ahorrar, vender artículos de valor, considerar préstamos de bancos y familia; y por supuesto, los fatídicos trámites cambiarios en este país con control de cambio. Mi vuelo ni siquiera era directo desde Caracas, sino desde Valencia, una ciudad que no conozco. Confieso haber sentido miedo en el trayecto por la terrible situación de inseguridad que se vive, así como sentí miedo de ir a un país ajeno a mi. Por más que yo considere al mundo como parte de mi, no es menos cierto que el mundo es también ajeno a mi.

Mi tiempo de gloria fueron mis 2 semanas con ella, mi infierno fue el que me hizo pasar al regresar a Caracas. Se había rendido, no quería seguir intentando, y no era la primera vez que se rendía. Ello choca directamente con mi concepción del amor: dar el máximo esfuerzo y nunca rendirse. Considero mi falla el tratar de imponerle mi idea del amor, cuando ella nunca lo compartió. De no haber sido tan obstinado con ello, y haberla dejado ir antes, no me habría metido en este problema.

No soy perfecto y no siempre comulgo lo que predico, estoy plenamente consciente de ello. Como anarquista no debería imponerle mis ideas a nadie, pero a veces lo hago, inconscientemente o con plena intención. Una de las cosas que comparto con el budismo es la filosofía del desapego: no aferrarse a nada ni nadie. El apego eventualmente genera miedo, miedo a perder aquello a lo que estamos apegados, y ese miedo nos encierra, nos arrebata nuestra libertad. Yo pequé, me aferré a ella, sentí miedo de perderla, intenté solucionarlo y lo único que logré fue salir herido.

Ahora, no siento una particular ganas de hacer tanto esfuerzo por alguien más... al menos por ahora. Me invade una terrible decepción para con toda la gente. Para suerte de los demás y por desgracia mía, yo no soy así. Los sujetos como yo, que creemos en la utopía, aunque haya momentos de desesperanza, al final... intentamos lo imposible.

Me ofreció una amistad que había demostrado ser incapaz de dar en el último año. No la quiso ni antes de conocerla personalmente, no podía ofrecerla después por más que quisiera. Estoy viviendo en un contexto país bastante difícil, de ausencia de alimentos básicos y medicinas. Hace algunos días asistí al funeral del papá de una amiga, quien falleció de cáncer, pero que pudo haber vivido más años de no ser porque no era posible encontrarle los medicamentos. Ello me llenó de una rabia e impotencia muy grande. No soy de piedra, a veces necesito de alguien, y ya ella me había demostrado que no iba a estar para mi. Rompió numerosas veces su palabra, palabras sólo dichas para complacerme, y logró perder mi confianza. Es literalmente la primera vez que estoy tan molesto con alguien.

Me siento utilizado. Ya entendí porque las chicas se molestan tanto que las utilicen para el sexo y las desechen luego. Quizás esa afirmación sea algo insensible de mi parte, pero uno nunca entiende algo hasta que lo experimenta. Es posible empatizar con algo malo que nunca has experimentado, pero entenderlo requiere de una experiencia tangible. Yo, cual niña inocente, tenía una serie de expectativas y planes que se vieron frustrados, lo cual es bastante desagradable y ciertamente genera mucha molestia.

Tampoco me considero el gran perdedor. Ella perdió alguien que estuvo dispuesto a, literalmente, atravesar países por ella; yo perdí a alguien que se rindió con facilidad. Consuelo de tontos quizás, pero eficaz. Yo no terminaré como Wilde, que fue incapaz de soltar y ello lo llevó a su perdición.

6 de noviembre de 2016

¿Qué modelo económico proponemos?


¿Y qué propones? Es lo que me dice mucha gente cuando critico el sistema económico mundial. Muchos creen, erróneamente, que rechazar el capitalismo es automáticamente apoyar el socialismo (marxista). El modelo económico socialista ha demostrado ser una copia del capitalismo, donde las cosas pasan de ser propiedad de unos pocos empresarios a ser propiedad de unos pocos burócratas. Inclusive, en términos ecológicos, el socialismo ha sido un voraz depredador del ambiente.

Pero esto no es para discutir lo malo del sistema económico actual, sino para dar a conocer nuestras propuestas como anarquistas (anarco-comunistas), o al menos una de tantas.

En primer lugar, es necesario comprender lo que NO existe en el modelo económico anarquista:
  1. Estado: la característica principal por la que se define el anarquismo es por la abolición del Estado y todo su aparato burocrático y jurídico.
  2. Jerarquía: Uno de los principios del anarquismo es el rechazo a la autoridad o la jerarquía, no sólo a nivel político, sino también económico, laboral, educativo, religioso, científico y lo que se te pueda ocurrir. 
  3. Propiedad: Sin adjetivos: Ni propiedad pública, ni propiedad privada. Como el Estado no existe en anarquía, es imposible que exista la propiedad, la cual es una garantía jurídica protegida por el Estado. Es por ello que los liberales nunca proponen la abolición del Estado, sino su poca presencia.
  4. Dinero: similar al anterior. El dinero, como un bien arcaico y milenario, es garantizado por los Estados e imposible en anarquía.
  5. Trabajo asalariado: sino existe el dinero, ¿Cómo va a existir el trabajo asalariado?
Si me atrevo a adivinar, tus primeras preguntas probablemente serían: ¿No existe el dinero? ¿Eso quiere decir volver al trueque? ¿Quién trabajaría si a nadie le pagan? 

El principio de la economía anarquista se basa en la denominada "economía del don". Esta es una teoría social en la que los bienes y servicios se otorgan sin un acuerdo explícito de quid pro quo. Se basa en el principio de vivir bajo la premisa de que «a mi vecino no le falte nada».

El mejor ejemplo de la economía del don está en la tecnología. El llamado software libre funciona de acuerdo a esa lógica, y muy probablemente te has beneficiado de ello si has utilizado aplicaciones gratuitas en tu teléfono celular. Pero no solamente son aplicaciones: artículos, videos, música, subtítulos, libros, servicios, etc. Hay un sinfín de cosas a las que puedes acceder gratuitamente y que están basados en ese principio. ¿Por qué lo hacen? ¿Acaso los geeks y nerds son buena gente? La mayoría, si les preguntas, te dirán que lo hacen por la exclusiva razón de que les gusta, sin un motivo económico u otro detrás de ello. Es decir, si existe gente que trabaje sin nada a cambio y lo has presenciado de primera mano.

De hecho, la mayoría de ellos ni tienen conciencia de que aplican la economía del don. Y es que el ser humano, como un ser gregario, tiene la necesidad de compartir, no sólo bienes materiales, sino hasta nuestras ideas y sentimientos. Desde el punto de vista evolutivo, la capacidad de cooperar y compartir tiene mayores beneficios que la competencia y el egoísmo[1], lo cual es inclusive demostrable matemáticamente a través de la teoría de juegos... y explica porque unos seres tan débiles, delicados, sin garras ni enormes dientes, como los seres humanos, pueden ser una amenaza para otras especies. Es decir, dicha organización no es sólamente éticamente más aceptable, sino más conveniente desde el punto de vista racional.

Hay otros ejemplos en los que se ha aplicado la economía del don:
  • Compartir comida en una sociedad de cazadores-recolectores, en la que actúa como mecanismo de protección ante una mala cosecha de uno de los individuos.
  • El ritual potlatch de los amerindios, en el que los líderes dan gran cantidad de bienes a sus seguidores, fortaleciendo la cohesión del grupo. Al sacrificar parte de las riquezas acumuladas, el líder se garantiza una posición honorífica.
  • Fiestas Theravāda del mérito budistas del sudeste asiático, similares al ritual anterior pero los bienes son dados por cualquier miembro.
  • Una "red de favores" en una empresa, aunque en una red tal, se espera la reciprocidad.
  • Una familia en la que cada generación paga la educación de la siguiente. Este es un ejemplo de regalo que crea una obligación implícita de dar un regalo a una tercera persona, en lugar de al que realiza el presente.
  • Diezmo religioso.
  • Filantropía y dar a la caridad.
  • En casa con tu familia.
La ausencia de jerarquía puede ser otra gran incógnita para muchos. ¿Puede existir organización sin jefes? Se puede y existe. De hecho, hay una empresa de videojuegos muy exitosa que se organiza sin jefes. Ellos son Valve, creadoras de las series de Half-Life, Portal, Dota y Left 4 Dead, que son conocidos tanto por su alta calidad como por ser éxito de ventas. La estructura de la compañía es la plataforma perfecta para que los trabajadores dediquen todo su tiempo a proyectos personales que les apasionan. El hecho de que no seguir instrucciones y no dar instrucciones a nadie y que se puedan desarrollar las ideas propias y trabajar con cualquiera que aparezca con una idea o proyecto, es algo que fortalece al equipo. Se crea una comunidad de respeto donde la mejor idea gana sin importar de quién venga, independientemente de que lleve un año en Valve o haya fundado la compañía[2].

La propuesta anarquista sería aplicar estas experiencias focalizadas a nivel global. Resumiendo: se propone una economía no monetaria, donde la gente trabaje en lo que le guste, y ello entendiendo que la cooperación es necesaria para la supervivencia de todos nosotros.


¿Es imposible? La anarquía es el estado natural del universo. El universo nació sin Estados, sin jerarquías, sin dinero, sin propiedad, sin trabajo asalariado. ¿Cómo puede ser la anarquía imposible? ¿La naturaleza humana no permite ese tipo de organización? Lo mismo decían de la democracia.


Notas:
2. "Una empresa sin jefes y muy exitosa: la vida íntima de Valve". Disponible por: http://www.bbc.com/mundo/noticias/2013/11/131031_economia_empresa_triunfa_sin_jefes_finde_lav
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...