La Historia de la Humanidad
es la historia de la estupidez Humana.

27 de enero de 2017

¿Qué cambia con Trump en las relaciones internacionales?


Aparentemente, casi todo. Inclusive lo que tradicionalmente ha sido la politica exterior estadounidense.

Sería muy pronto señalar con exactitud los verdaderos cambios que ocurrirán, pero los últimos decretos firmados por Trump nos indican que piensa cumplir con sus promesas de campaña sin mirar hacia los lados.

Lo más evidente es el cambio radical en la postura norteamericana hacia el libre comercio. La reciente salida de EE.UU. del Acuerdo Trans-Pacífico de Cooperación Económica (TPP) y las intenciones de renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN o NAFTA, por sus siglas en inglés), era algo totalmente impensable apenas a principios del año pasado. Aunque suene muy irónico, dicha postura es totalmente compatible con los grupos y países izquierdistas que son críticos del libre comercio.

Pero no solamente la política anti-comercial de Trump es música para los oídos de la izquierda, sino lo cual aparentemente será el slogan de la política exterior de Trump: "Estados Unidos primero"[1]. Es decir, los EE.UU. darán prioridad a la situación interna y poco o nada al exterior (con aparentes excepciones)... ES DECIR... EE.UU. no intervendrá en los asuntos internos de otros países, a menos que de alguna manera se vean afectados directamente los intereses del país.

Ello dará paso a que tanto China como Rusia tomen una mayor preponderancia en el escenario internacional y empiecen a ocupar los espacios que EE.UU. abandone. Ya se puede considerar a China como la virtual ganadora ante la salida de EE.UU. del TPP, que pasa a ser la potencia económica de mayor tamaño a favor del libre comercio, a pesar de ser un país "comunista".

Por el otro lado, Rusia, bajo la tutoría de Vladimir Putin, jugará un mayor rol geopolítico y presumiblemente más intervencionista. El desprecio de Trump hacia la OTAN [2], sumado a el extraño romance entre Putin y Trump y la política "Estados Unidos primero" hace creer que Rusia tendrá luz verde para, por ejemplo, una mayor intervención militar en Siria (a favor del gobierno de Bashar Al-Assad y contra los rebeldes), así como tomará el papel principal en la lucha contra el "Estado Islámico". De la misma manera, es posible que Rusia intente anexarse otros territorios cercanos, así como lo hizo recientemente con Crimea y anteriormente con Abjasia y Osetia del Sur.

La dupla Trump-May recuerda mucho
a la dupla Reagan-Thatcher de los 80'
Con Europa, lo más seguro es que afiance la relación con el Reino Unido (y de la que Obama se despreocupó para apoyarse más en la Alemania de Merkel), bajo el mando de Theresa May, quien tiene como objetivo principal terminar la ruptura con la Unión Europea. Ello recuerda mucho a la relación especial que tuvieron Ronald Reagan y Margaret Thatcher; pero aquella relación estuvo basada en los ideales comunes del neoliberalismo (libre comercio), la nueva relación estará basada en unos ideales de nacionalismo y proteccionismo (anti-libre comercio). Eso, también, hace evidente que Trump buscará apoyo en los líderes europeos con mayor puje euroescéptico (Marine Le Pen de Francia, Geert Wilders de Holanda y otros de la ultraderecha europea), entrando en conflicto con los liderazgos pro-europeos (Angela Merkel y Francois Hollande). Europa se va a polarizar ideológicamente como no lo hacía desde antes de la Segunda Guerra Mundial, lo cual no es de extrañar que muchos se sientan muy preocupados conociendo que la consecuencia del nacionalismo fue la guerra.

En América Latina, el reciente viraje que han dado algunos países hacia la derecha liberal se ha visto ahora truncado por la llegada de Trump. Tres países formaban parte del TPP: México, Perú y Chile. Además, cualquier intención de libre comercio con EE.UU. sería poco probable si tiene que pasar por los duros criterios de Trump.

Destaca con especial atención el asunto cubano: ¿Qué pasará ahora? Obama mejoró considerablemente las relaciones cubano-estadounidenses, y Trump se ha mostrado contradictorio en este asunto. En un principio, seguramente pensando con cabeza de inversionista inmobiliario y turístico, vio la mejora de las relaciones entre Cuba y EE.UU. como una buena oportunidad para los negocios [3] [4]; pero seguramente tras el fuerte lobby anti-Castro que existe dentro del Partido Republicano, Trump prometió una mano más dura frente al regimen cubano para conseguir cambios democráticos en la isla. Raúl Castro, en la V Cumbre de Jefes de Estado de la CELAC, se ofreció muy diplomáticamente a continuar el dialogo con el gobierno de Trump [5], aunque éste no ha dado ningún tipo de respuesta al momento en que escribieron estas palabras. Lo más probable que ocurra es que el dialogo lo rompa Cuba cuando EE.UU. le solicite la realización de elecciones en la isla, pero probablemente se intenten otras medidas para incluir a Cuba en el proceso de la globalización, que ya está bastante aceptado que es el mejor método para terminar con el regimen de Castro.

Con el resto del continente americano, su mayor atención será con México, y no tanto con el gobierno mexicano, sino con los inmigrantes mexicanos (Que de todas formas han ido disminuyendo. El aumento de inmigrantes se ha dado en centroamericanos, cubanos y africanos). En realidad, es poco probable un mayor interés por parte de Trump hacia el resto de los países, acentuando aún más lo que fue la política tanto de Bush como de Obama hacia América Latina.

La mano dura contra el terrorismo prometida por Trump y la política "Estados Unidos primero" implica una cosa que será muy bien recibida por los países más autoritarios: se acabó la llamada "policía mundial"[6]. Que no solamente se inscribe en intervenciones militares, sino en la costumbre que había tenido EE.UU. de juzgar la situación de los derechos humanos en otros países. Ello, sumado a la postura de Trump en tomar acciones que son violatorias a los derechos humanos en la lucha contra el terrorismo (como la implementación del waterboarding [7]), implica que esa necesidad de juzgar a otros países, muy seguramente dejará de ser contundente o inclusive inexistente.

El waterboarding o también llamado "submarino", es un método de tortura que Donald Trump considera apropiado. La explícita aceptación de la violación de la dignidad humana y los derechos humanos por parte de EE.UU. seguramente será utilizado como excusa para otros países que pretendan objetivos similares.
Si algo se puede considerar seguro, es que tras la crisis económica del 2008, las políticas económicas neoliberales han sido puestas en duda, puesto que la mayoría de las personas no se han visto beneficiadas por los efectos de la globalización, lo que ha dado paso a un regreso a los liderazgos populistas y nacionalistas, que prometen atender directamente los intereses de la población, muchas de ellas bajo estrategias autoritarias, contrarias a los derechos humanos y hasta el sentido común.

Se suele decir que la historia es cíclica, pero sólo sino aprendemos de ella. El siglo XIX terminó con un auge del liberalismo. El siglo XX comenzó con el auge del nacionalismo y el populismo; pero terminó nuevamente con una dominación del "nuevo" liberalismo. Supongo que ya se entiende lo que podría pasar con este inicio del siglo XXI con Trump y el Brexit...

Notas:
  1. "Estados Unidos primero, sentencia Trump". Disponible por: http://www.informador.com.mx/internacional/2017/703283/6/estados-unidos-primero-sentencia-trump.htm
  2. "Trump cuestiona el compromiso de Estados Unidos con la OTAN". Disponible por: http://internacional.elpais.com/internacional/2016/07/21/actualidad/1469104657_953458.html 
  3. "¿Política o negocios? El dilema de Donald Trump en Cuba". Disponible por: http://www.elconfidencial.com/mundo/2016-11-28/muerte-fidel-castro-trump-cuba-eeuu-embargo-miami_1296097/ 
  4. "Trump, en la cuerda floja entre negocios y política con Cuba". Disponible por: http://www.elmostrador.cl/mercados/2016/11/29/trump-en-la-cuerda-floja-entre-negocios-y-politica-con-cuba/ 
  5. "Raúl Castro ofrece a Trump continuar “diálogo respetuoso” entre Cuba y EE. UU". Disponible por: http://noticias.caracoltv.com/bogota/mundo/raul-castro-ofrece-trump-continuar-dialogo-respetuoso-entre-cuba-y-ee-uu
  6. "Trump afirma que Estados Unidos no puede ser la "policía del mundo"". Disponible por: http://www.lainformacion.com/politica/elecciones/Trump-afirma-Unidos-policia-mundo_0_957504318.html
  7. "Trump afirma que la tortura «funciona» en los interrogatorios y no descarta recuperar el «waterboarding»". Disponible por: http://www.lavozdegalicia.es/noticia/internacional/2017/01/26/casa-blanca-niega-tener-redactada-orden-ejecutiva-derogar-prohibicion-torturas-carceles-secretas/0003_201701G26P2995.htm
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...